Fantasías pendientes ¿cuáles son las tuyas?

Nos preocupamos de cumplir con nuestras obligaciones laborales, pero ¿qué pasa con esos deseos que nunca realizamos?

El otro día me encontré una agenda en la calle. Que alguien me diga que con una agenda, perdida, encontrada, entre sus manos no sucumbe a la tentación de revisarla, que no le voy a creer. Lo intenté. Intenté solamente buscar el nombre del dueño de la agenda, pero no lo encontré, en cambio encontré una lista de lo más interesante.

Decía "Pendientes" en el título. Pensé que me iba a encontrar con una enumeración de artículos de librería o algo así pero no. Decía

Trío:

- Dos mujeres y un hombre
- Dos hombres y una mujer

Sí, como notaron el ítem "dos mujeres y un hombre estaba en negrita. Ja! El año no había pasado en vano para el dueño de esta agenda, que por la letra, sospecho que era una mujer.

Accidentes:

- Sexo en un lugar público y que alguien nos encuentre.
- Sexo en su casa y que su hermano nos encuentre

(El primero una vez me pasó y no creo que esté tan bueno, la gente no reacciona del todo bien... lo del hermano... bueno... ¿mucha novela colombiana?)

Masturbaciones:

- Con el vibrador en la parte más alta de la terraza.
- En la ventana cuando el vecino esté en casa con las persianas abiertas.

Lugares:

- Playa
- Estacionamiento
- escalera del trabajo

(¡Wow! ¿Dónde trabaja esta chica?)

Había más espacio en cada ítem como para ir completando. Parece que la señorita era bastante organizada, lástima que perdió la agenda. Pero me dejó reflexionando ¿no será un buen ejercicio? En definitiva, hacer la lista nos pone a pensar cuáles de esas cosas que siempre quisimos disfrutar ya hicimos y cuáles no. Si la lista de pendientes es más larga que la de los ítems que podemos tachar, a lo mejor es momento de empezar a aprovechar más el tiempo y no dejar para mañana lo que podemos hacer hoy. Y a los que logren tachar más de la mitad ¡felicitaciones! son ustedes personas altamente productivas...