De estreno

La película de Michael ya llega a la cartelera argentina, pero mientras tanto, fans de todo el mundo hacen cola para ver la película.

Fanáticos de todo el mundo de Michael Jackson hacen cola en cines californianos para ver "This Is It", el documental sobre los últimos ensayos del "rey del pop" que revela lo que el cantante estaba preparando para su esperado retorno a los escenarios.

La película, dirigida por Kenny Ortega y proyectada anoche en pre-estreno mundial en Los Angeles, muestra a un Michael Jackson en plena forma, ágil y atlético, presente mental y físicamente, y con una voz que por momentos recuerda incluso a la que tenía de niño, cuando cantaba con sus hermanos en los Jackson 5.

El público presente ayer en el Nokia Theatre de Los Angeles aplaudió durante toda la proyección, anticipada por el discurso del director del filme y coreógrafo de confianza de Jackson: "esta es una película dedicada a los fans de Michael, como él habría querido dedicarles a ellos la gira".

"This Is It" sale al mercado en medio de mucha expectativa y cierta polémica, cuatro meses después de la repentina muerte del cantante, quien falleció en su residencia de Los Angeles a causa de un paro cardíaco causado por una dosis letal de medicamentos.

Un grupo de admiradores del artista arremetió contra el documental, asegurando que oculta la realidad sobre los últimos días del astro musical y omite su verdadero estado de salud.

"Durante las pruebas, la gente a su alrededor veía cómo estaba y sabían que podía morir, pero prefirieron ignorarlo para obtener ganancias", indicó el grupo en su página web, thisisnotit.com, lanzando una campaña para boicotear el filme.

El documental, que presenta al artista mientras ensayaba para la serie de conciertos que tenía previsto ofrecer este pasado verano boreal en el 02 Arena de Londres, reúne más de 100 horas grabadas de material, rodado entre bastidores y en las pruebas realizadas de abril a junio de 2009.

En principio estaba previsto que la película estuviese solo dos semanas en cartelera, proyectada en 19.000 cines de todo el mundo. Con el filme los estudios esperan recaudar 600 millones de dólares. El DVD saldrá a principios de 2010.