Mariano Torre: casi un amigo

Es protagonista de esta tercera temporada de Casi ángeles, éxito de la tele, de la web y ahora –estrenaron el sábado pasado- del teatro. También forma parte de Ambulancia, una banda de actores que la rompe. Fanáticas, suspiren y ¡participen del sorteo!

No había ni una nube. Ni una nube. Pero yo tenía las manos con frío insoportable. Era uno de esos ambiguos días en donde sólo superás el invierno a fuerza de sol y más sol. Mediodía. Exactamente, mediodía. Con la cuestión de que tenía que irse a ensayar, quedé en encontrarme a las doce con Mariano Torre, el actor, el protagonista de Casi Ángeles, el exitazo de la televisión, y de la web, que acaba de revolucionar el Gran Rex con el cartel de "agotado".

Como buena anfitriona, llegué primero. Y justo entre la página quince y la dieciséis de mi diario, cayó el muchacho. Más rubio, más flaco, más joven y con más cara de dormido que en la nota anterior. Porque la nota anterior fue hace dos años. Suficientes como para que entre tanto trabajo con adolescentes y tanto revoleo del cuerpo con Ambulancia, el tipo parezca de exactamente 28 años y medio. Aunque tiene 31. Se pidió un cortado "como el de la señorita". Y la señorita, que era yo, agradeció el halago con cara colorada y empezó a hablar. Lo sé, soy la envida de todas ustedes, chicas. Y no lo lamento.

- ¿Tenés Facebook?
- No

- ¿Twitter?
- No. ¿Qué es eso? Me siento en la computadora y no sé qué hacer. Me aburro y me voy a tocar la guitarra.

Uhhh. Tremendo. Tragedia. Algo andaba mal. Evidentemente, la tecnología no era uno de nuestros puntos en común. Y yo tan tecnológica. Había que buscar otro "link" urgente. Así que medio segundo después estaba provocándolo con algo menos intangible y más conocido, para ambos: La televisión. No falló. Mariano está dentro del TV desde hace años. Casi Ángeles está en la tele y él trabaja en Casi Ángeles. Es el protagonista de esta nueva temporada. Amado y odiado por las niñas. Y aunque yo no entienda mucho de tan fantástica/ metafísica y romántica serie, Mariano estaba ahí, un santo, para educarme. Y me educó re bien, re lindo me educó. Miren el video.

-¿Cómo fue entrar en un grupo tan armado con una historia ya aprobada?
- Podía ser muy bueno o muy malo. Por suerte, fue muy divertido. Llegando a fin de año, en diciembre, me llama Cris Morena y me propone ser parte de la tira este año. Y también me pareció bárbaro estar en el proyecto con todo lo que eso implicaba, formar parte de la obra de teatro.

-¿Cómo es estar dentro de un mundo de actores adolescentes?
-Ellos son unos soles. Por suerte tienen muchos menos prejuicios que cuando yo empecé. Había mucha más historia entre lo que era ser un actor serio, supuestamente de teatro y uno de tele, ellos tienen las mismas ganas pero no se pelean entre un mundo y el otro.

- ¿Y cómo va Ambulancia?
- Ambulancia va bárbaro. Este año, como estoy en la tira, no estoy con los chicos arriba del escenario, pero los sigo desde atrás. Formo parte de la banda también. Y de verdad, que nos vaya tan bien me da mucha felicidad. Venimos de llenar (llenar significa meter más de 4 mil personas –guau-) en el N/D Ateneo este fin de semana.

Seguí hablando con el pibe de Ushuaia un rato más. Como si fuéramos amigos. Después, claro, venía el ensayo de teatro, el estreno a todo trapo, la vida entre el resto de las pasiones. Nos saludamos. Nos fuimos. Y el cielo seguía celeste completo. Ni una nube. Del frío insoportable, ni noticias.

La calidez siempre gana.

Tenemos 15 combos (1 CD + una gigantografía) de Casi Ángeles para sortear. Participá acá.