Sólo el uno por ciento de la población mundial dona sangre

El próximo domingo 14 de junio es el Día Mundial del Donante de Sangre.

El porcentaje de personas que dona sangre se reduce al 1 por ciento de la población, que realiza más de 81 millones de donaciones cada año, según la Federación Internacional de Organizaciones de Donantes de Sangre.

"Tenemos necesidad de ellos y de más buenas personas como ellos, que entreguen una parte de si mismos en beneficio de otros", añadió la federación. Por ello, el próximo domingo se reconocerá la importancia de los donantes de sangre, "que salvan millones de vidas y proporcionan alivio a pacientes con cáncer, malaria, alteraciones de la sangre y muchas otras enfermedades".

"No hay sustituto para la sangre y sus componentes, por lo que sin sangre muchos pacientes mueren", lamentó el organismo. El Día Mundial está patrocinado por cuatro organismos fundadores: la Organización Mundial de la Salud, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, la Federación Internacional de Organizaciones de Donantes de Sangre y la Sociedad Internacional de Transfusión de Sangre.

Además, esta conmemoración hará hincapié en la necesidad de sustituir las donaciones remuneradas por las que se realizan de manera voluntaria y altruista, según explicaron en un comunicado las cuatro organizaciones promotoras del evento. El número de países que consiguieron que el cien por cien de sus donaciones de sangre fueran no remuneradas aumentó a 54 en 2006 última fecha de la que se tienen datos frente a los 39 que ya estaban libres de donaciones pagadas en 2002.

Por otro lado, destacaron que "a medida que aumenta el número de países que alcanzan la meta del cien por cien de donaciones de sangre voluntarias no remuneradas, también aumenta el reconocimiento del papel vital que desempeñan los donantes voluntarios regulares".

"No sólo son los donantes más seguros, sino que también constituyen la base que permite que haya suministros nacionales de sangre sostenibles y suficientes para atender las necesidades de todos los pacientes que necesitan transfusión", destacaron. También se constató que "está aumentando el número de países que producen componentes sanguíneos, tales como eritrocitos, plaquetas y plasma, para atender las necesidades específicas de los pacientes".

La sede elegida para el Día Mundial del Donante de Sangre en 2009 es Australia, donde coincidirá con el Año Australiano del Donante de Sangre, "cuyo objetivo consiste en sensibilizar sobre la necesidad de aumentar y dar continuidad a las donaciones de sangre, así como de reclutar a nuevos donantes".