El poder del pensamiento - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El poder del pensamiento

"Somos lo que pensamos" ¿Qué significa esta frase? Que nuestros pensamientos crean realidad, o mejor dicho, nuestra realidad. Henry Hamblin nos invita a aprender a manejar el poder que hay en cada uno de nuestros pensamientos, para poder así crear la realidad que deseamos.

¿Somos conscientes hasta dónde influye en nuestra vida, en nuestra realidad todo lo que pensamos? Cada creencia, cada pensamiento, cada frase nuestra, crea una realidad correspondiente. Si tomáramos en serio esta verdad, cuidaríamos y direccionaríamos mejor nuestros pensamientos, para así lograr tener la vida que anhelamos. "El poder del pensamiento", del reconocido escritor Henry Thomas Hamblin (Editorial Sirio) nos explica de una manera sencilla y clara todas estas cuestiones, indispensables para aprender a ser los dueños verdaderos de nuestras propias vidas.

El pensamiento tiene un poder espiritual. Es el más grande de los poderes que el hombre tiene a su disposición. El mundo actual en su estado presente es, simplemente, el resultado del pensamiento colectivo de la humanidad; cada país en su estado presente, ya sea de paz y prosperidad, o miseria, crimen y anarquía, es el resultado de su pensamiento como país. Y cada individuo es como es, y su vida es lo que es, y las circunstancias que lo rodean son como son, simplemente, como resultado de sus pensamientos.

En lo que el hombre piensa se convierte; lo que un hombre piensa se vuelve un manantial de fuerza que alimenta todas sus acciones; aquello que el hombre piensa atrae hacia él circunstancias y los ambientes donde actuará; lo que el hombre piensa determina el tipo de amigos y compañeros que lo rodearán; lo que el hombre piensa decide si será feliz o desgraciado, tendrá éxito o fracaso, será afortunado o desafortunado, tendrá prosperidad o será presa de la pobreza.

Lo que un hombre piensa puede hacerle triunfar o favorecer su fatalidad, puede hacerlo marchar hacia un glorioso destino, o convertirlo en un proscrito sin rumbo. Realmente, no hay límite para el poder del pensamiento, es el poder por el cual podemos ascender hacia Dios; es el poder que puede convertir en victoria el fracaso en la batalla de la vida; es el poder que puede posibilitar la realización más elevada; es el poder con el cual pueden ser vencidas todas las dificultades... y trascender.

Más información:
https://www.editorialsirio.com/

TE PUEDE INTERESAR