¡No quiero ver porno! - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

¡No quiero ver porno!

Él tiene predilección por las XXX, ella no quiere saber nada con mirarlas ¿motivo de divorcio?

¡No quiero ver porno! Él tiene predilección por las XXX, ella no quiere saber nada con mirarlas ¿motivo de divorcio? Me fui a tomar unos mates a lo de Néstor y Marina. En seguida me doy cuenta de que la paz del hogar está siendo alterada por un conflicto que los tiene a maltraer. Néstor encontró un nuevo hobbie con el que anda muy entusiasmado y que no está dispuesto a abandonar. Empezó como interés antropológico y ahora lo supera el entusiasmo.

"Se hizo adicto a las películas porno", protesta su mujer. Para Néstor en realidad no hay ningún problema siempre y cuando Marina lo deje mirar las películas tranquilo. "Ella mira esas series malísimas y yo no le digo nada", propone a su favor. Pero invitála, le digo a Néstor haciéndome la canchera, como si acabara de descubrir la pólvora. "La boca se te haga a un lado", grita Marina desde la otra punta de la mesa.

Néstor, por supuesto, ya la invitó repetidas veces, pero ella no quiere saber nada. "Es como si lo hubieran secuestrado", exagera Marina. Néstor exhala un suspiro resignado. La miro a Marina seriamente y le pregunto ¿pero vos te tomaste la molestia de averiguar qué es lo que tanto le gusta de las porno? Silencio.

Decido entonces salir con una propuesta que espero logre el empate. Le cuento a Marina que hay una mujer, se llama Erika Lust, que totalmente en sintonía con su situación se dedica a hacer películas porno para el público femenino. "Claro", dice ella, "porque esas que miran ellos son una porquería, hacía falta que una mujer mostrara otra cosa ¿no?" Ahí no más le digo a Néstor ¿Vos las conseguís? ¿Te prendés a ver esas? "Y claro...", dice el hombre. Entonces se miraron con amor. ¿No es lindo que la gente se quiera?

¿Mirás películas porno con tu pareja? ¿a tu chica no le gustan? ¿son una buena alternativa para ver de a dos?

TE PUEDE INTERESAR