Un campeón triste - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Un campeón triste

Lewis Hamilton admitió que el mundo de la F1 ya no le divierte como antes. "Me robaron mi amor", se confesó, en una declaración sorprendente.

El vigente campeón del mundo de Fórmula 1, el británico, Lewis Hamilton, admitió que ya no se divierte tanto siendo piloto como cuando empezó su carrera. Argumentó que la "política", sus "últimos resultados" y "la sanción" que recibió, le impiden disfrutar.

"No puedo divertirme en la Fórmula 1 como antes. Pero no ahora", aseguró el británico, que no acepta haber sido relegado en la clasificación del Gran Premio de Australia por haber mentido a los comisarios de la carrera. "Amaba la Fórmula 1 y eso me ha sido robado", dijo.

"Vivo un sentimiento similar al de alguien al que han metido en la cárcel cuando no debería estar entre rejas", mantuvo el corredor de McLaren-Mercedes en una entrevista con el Times. "Quiero ser piloto. No hago deporte para ser político. Cuando llegué a la Fórmula 1 no imaginaba que hubiera tanta política", afirmó Lewis, quien calificó de "más agradable" las categorías menores del automovilismo porque "la gente" y "los equipos están ahí sólo por la carrera".

"Evidentemente, no es un sentimiento agradable levantarse por la mañana sabiendo que no podrás ganar el fin de semana pese a los esfuerzos que uno realiza o la calidad de su trabajo y el de su equipo", lamentó.

Hamilton ha logrado nueve puntos en los cinco Grandes Premios disputados. Ocupa actualmente el séptimo lugar en la clasificación del Mundial de Fórmula 1, 32 puntos por detrás de su compatriota y primer clasificado de la competición, Jenson Button, piloto de la escudería Brawn GP.

TE PUEDE INTERESAR