De tal palo...

Luciano Napolitano presenta su nuevo disco, a puro blues n roll. En el taller mecánico de Tigre donde se junta la banda, habla del Carpo y de su amor por el Chivo.

... tal astilla. Es que Luciano Napolitano, el hijo de Norberto Napolitano (Pappo), presenta el nuevo disco de su banda, Lovorne (en referencia a los bornes de la batería del motor, explicó alguna vez). ¿El título? Directo: "Sexo, fierros y rock and roll". ¿La tapa? Impactante: una mujer de dudoso oficio con una guitarra entre las piernas y un velocímetro por detrás, donde el detalle que sobresale es un tatuaje del logo de Chevrolet en su tobillo, por encima de la hebilla de sus tacus gatúbelos. ¿El sonido? Un cross a la mandíbula, puro blues n roll, la marca de la genética Napolitano. ¿Los temas? Adecuados: "Antes de ir al bar", "Desnuda", "Auto rojo" y uno homónimo, "Sexo, fierros y rock and roll".

En el taller de Tigre donde trabajaba –que ostenta un afiche de la banda y una bandera del Chivo-, Luciano contó cómo grabó el disco, elogió a Megadeth y a La Renga, y abrió la tapa del Astra que Chevrolet le regaló a Pappo y que ahora él conduce.

El domingo 30, en El Teatrito (Sarmiento 777), Luciano Napolitano y los suyos presentarán el disco, y aprovechará para soplar 33 velitas. En el nombre del padre, del hijo y del rock.