Hip hop, gangzta y glamour

El sello Universal decide editar el mismo día los discos nuevos de los dos referentes del hip hop actual, midiendo sus fuerzas comerciales. Gangzta vs. Glamour, ¿quién vende más?
Kanye West y 50 Cent, los dos máximos íconos del rap de estos tiempos, editan sus nuevos discos hoy. Los dos rapean, los dos venden millones de discos, pero el semblante es diferente: mientras que 50 Cent es el paladín del gangzta rap actual, Kanye West levanta las banderas del hip hop glamour. En una carrera comercial sin precedentes, medirán fuerzas dentro del mismo sello, Universal.

50 Cent presenta "Curtis" (no confundir con el hit babasónico "Curtís"), su tercer álbum, luego de "Get rich or die tryin " y "The Massacre". Curtis Jackson III (el nombre que lleva 50 Cent en su DNI y ahora también en su nueva placa) juntó a su padrino Eminem y al padrino de este, Dr. Dre; y encima a Timbaland, para producir el disco. E invitó a Justin Timberlake (que lo secunda en el primer single, "Ayo Technology"), a Akon, a la voz del R&B Mary J. Blige y a la Pussycat Doll Nicole Scherzinger.

Kanye West, por su parte, edita "Graduation". ¿El hit? Un tema homónimo que no tienen a ningún invitado del gueto negro, sino al muy señorito Chris Martis (de Coldplay). Además, puso el ojo en "Harder, better, faster, stronger", de la armada francesa Daft Punk, para elegir una base para su segundo single. Un solo rapero se suma como invitado: el elegante Mos Def.

Pero lo cierto es que, en Estados Unidos, la competencia comercial se lanzó antes que en nuestro país, y el mercado ya tiene su ganador: "Graduation" superó por mucho al de "Curtis", en su primera semana y según Nielsen SoundScan, con 957 mil copias vendidas contra 691 mil.

"Para ser un campeón, uno tiene que superar a un campeón", declaró West. Su disco se convierte, así, en el que tiene un mejor debut en el año, superando a "Minutes to Midnight" (Linkin Park), que en mayo había vendido 623 mil copias.

Aunque vender casi 700 mil discos en la semana del lanzamiento es un excelente logro, para 50 Cent representó una decepción considerable. Su último álbum, "The Massacre" (2005), había vendido 1,1 millones de copias en su semana de debut. El mes pasado, 50 Cent no pensaba en Wanye como un rival: "Gran marketing el de las compañías, con eso de lanzarnos al mismo tiempo y hacer como si de hecho pudiéramos ser comparados en algún nivel", había dicho. Y hasta llegó a decir que se retiraría como solista si West vendía más que él.

Pero después, con los números sobre la mesa y las ganancias en el bolsillo, se comió los mocos cual arrebato callejero: "Estoy muy emocionado de haber participado en uno de los más grandes lanzamientos discográficos de los últimos dos años. En conjunto, hemos vendido cientos de miles de unidades en nuestra primera semana. Esto marca un gran momento para el hip hop, uno que quedará para la historia".