Yo me quiero casar, ¿y usted?

La muestra Algo azul, algo prestado invita a mirar con otros ojos el exhausto mundo casamentero. Una crítica hábil que reúne a varios artistas nacionales.
Algo azul, algo nuevo, algo viejo, algo prestado. Cualquiera sea el orden de estos cuatro elementos –el factor no altera el producto- el resultado siempre arroja lo mismo: al momento de creencias, creer o reventar. Y más cuando de uniones se trata, de sellar una historia y jurar amor eterno. Mejor creer que reventar después.

Todas estas cuestiones se ven la bajo la lupa en la muestra que tiene lugar en Arte x Arte hasta el 17 de octubre. Con doce artistas en escena, los exponentes fueron tentados a mostrar su posición en cuanto las tradiciones que encierra el matrimonio, sin importar que estas tengan connotaciones positivas o negativas.

Al recorrer Algo azul, algo prestado se pueden ver los ritos que giran en torno a los casamientos, la postura de la mujer, la importancia del vestido, el juego de la niñez, la crítica al pasado y el vacío del futuro.

Una propuesta interesante, que se acerca a la locura del matrimonio alejándose de la postura del para siempre.