Ring ring estás muerto

Luego de que un joven muriera a causa de la explosión de la batería de su celular, Nokia y Motorola acusan a los fabricantes de baterías falsas: hay purga en la industria china.
De China llega el nuevo boom de los celulares y no es tan positivo como se podría esperar: en vez de hacer referencia al crecimiento exponencial de esta industria, la noticia cuenta de un joven de 22 años que murió a causa de un boom propiamente dicho: su Motorola explotó. Xiao Jinpeng trabajaba como soldador en una planta de procesado de mineral de hierro en el distrito de Jinta, una provincia noroccidental. Ahí fue donde la muerte llamó a su teléfono: la batería estalló extrañamente y produjo, desde el bolsillo de su chaqueta, un fatal traumatismo en sus costillas y en su corazón.

Un comunicado de la Oficina de la Administración de Industria y Comercio de China encontró el origen del caso en la compañía Foshan Weierrui Telecommunications Equipment Ltd. vendió dos modelos de baterías para teléfonos Motorola que podrían explotar, etiquetadas como si hubieran sido fabricadas por la propia Motorola. Como medida inicial, se detuvo la comercialización de estas baterías falsas.

El hecho ocurrió el 19 de junio. Yang Boeing, director del Departamento de Relaciones Públicas de Motorola China (que tiene una gran fábrica en Tianjin, al norte del país), salió al cruce diciendo que la compañía se tomaba "muy en serio" el accidente y la investigación. Ahora, la planta en la que trabajaba Jinpeng indemnizó a su madre con la suma de 130.000 yuanes ( 17.763 dólares) y un grupo de representantes de Motorola llegaron a la zona para sumarse a las investigaciones.

Nokia, el otro gran fabricante de celulares a nivel mundial, se sumó a Motorola: según sus voceros, el origen del accidente estuvo en el uso de baterías falsas. Informaron que hay hasta cuatro modelos empleados en sus dispositivos que podrían explotar frente a temperaturas elevadas. Cai Yun, portavoz de Nokia en el país, ha señalado que la compañía finlandesa proporcionará baterías originales a las autoridades para que realicen pruebas de comprobación.

Esta noticia enlaza con los recientes escándalos relacionados con la exportación desde China de productos tóxicos que van desde comida para mascotas a pasta de dientes, pasando por juguetes. De hecho, el gobierno chino ha encontrado que el 19 por ciento de los alimentos, productos de granja y bienes de consumo que se venden en el mercado interno no cumplen con los estándares de calidad y seguridad.