"Charly quería ser nuestro guitarrista"

La dupla compuesta por la cantante y saxofonista Mariela Chintalo y el pianista Diego Dubarry acaba de lanzar su cuarto disco "Sapito rockerito", del que participaron Pipo Cipolatti, Celeste Carballo y Charly García.
La cantante y saxofonista Mariela Chintalo y el pianista Diego Dubarry eran dos maestros de música, que contratados por un lujoso hotel, daban shows de jazz y bossa en Punta del Este, Uruguay. Una de esas noches, Charly García pasó de casualidad por ahí, los escuchó y, tiempo después, los invitó a formar parte de su Say No More Orchestra. Con "su profesor de rock", la dupla grabó: El aguante, Demasiado Ego, Influencia, Sui Generis: Sinfonías para adolescentes y Sí. También Dubarry tocó con Fito Páez y Chintalo con Celeste Carballo, y además, ilustró las tapas de los discos de María Gabriela Epumer. Pero siempre, paralelamente a todo, fueron construyendo su propia historia musical: La Banda del Musiquero Loco, que acaba de lanzar su cuarto disco Sapito Rockerito. El álbum incluye pop, punk, rock, vals, blues, y la participación de Charly García, Pipo Cipolatti y Celeste Carballo.

En auditorio del bar de chicos Canté Prí- donde se presentarán el 2º de septiembre-, cuentan que al principio componían exclusivamente para sus alumnos de música. En las aulas nació, por ejemplo, La Hormiga Carolina, En el fondo del mar y El Mosquito Fantasma. "A los chicos y a los padres les encantaba. Habíamos grabado un demo y todo el mundo nos lo pedía, entonces, nos propusimos armar un disco de rock infantil. Fue una producción independiente y vendimos todo", explican. Dicen, también, que su musa inspiradora son los mismos chicos (ver video 2) y que cada show es único e irrepetible. "Nunca sabemos con qué nos van a salir. Vienen muchos que ya conocen las canciones y vienen contentos a escucharlas. La verdad, sentir que uno puede dialogar con ellos y que hay un entendimiento es muy gratificante", comenta Chintalo. "Algunas madres nos dicen que todos los días escuchan el disco en su casa, eso nos da mucha felicidad, porque ser parte de los juguetes y la infancia de los niños nos llena de emoción", continúa Dubarry.

-¿Dónde se sienten más cómodos tocando con Charly o en una banda para chicos?

Ahora estamos con este proyecto y realmente nos reconforta muchísimo. Estar en la banda de Charly fue maravilloso porque nos dio la posibilidad de tocar con él, que es un número uno, grabamos discos, tocar con León Gieco, Joaquín Sabina y muchos otros. Fue lo más grande del mundo. Pero, fue un momento y una etapa y ahora es el momento de El Musiquero Loco.

-¿Cómo fue su participación en el disco?

Grabó unas guitarras en "Kilomberoso", un tema muy punk y también en "Sapito Rockerito". Fue fantástico. Le gustó mucho la letra de "La Momia". Hasta se reía y decía que quería ser nuestro guitarrista. Y un poco así fue porque nuestro disco, prácticamente, tiene todos guitarristas invitados.