"Mi carrera está plagada de altibajos"

El ex líder de Los Visitantes y Don Cornelio y La Zona, vuelve a los escenarios con su nueva banda y prepara su próximo disco, a poco de haber sido nominado a los premios Cóndor de Plata.

Lleva más de veinticinco años arriba de los escenarios. Once discos grabados. Durante los 90, lideró dos bandas emblemáticas de la historia del rock nacional: Los Visitantes y Don Cornelio y La Zona. Después, como solista editó A través de los sueños y Antojo. Pero ninguno de estos lanzamientos tuvo la suerte que él esperaba. Accidentes, los consideró (ver video 5). Y sin vacilar, volvió a intentar con La Fuerza Suave y con El Cuarteto Garpa Mal. Y ahora, nuevamente, con El Ritual, grupo que lo tiene absolutamente eufórico y alucinado, según cuenta.

"Me llama la atención la calidad de los músicos y el hecho de que dos sean correntinos. Es una banda fusión interprovincial de estéticas diversas", explica Roberto "Palo" Pandolfo. "Con el bajista y guitarrista Gustavo San Martín tocábamos desde hace cuatro años en El Cuarteto Garpa Mal, una banda de repertorio tanguero y rioplatense. Yo le estoy pidiendo que toque conmigo desde hace tiempo y este año accedió, no sé bien por qué. En un viaje a Cuba me encontré con Teresa Parodi y todos sus músicos, así conocí al baterista y percusionista Raúl Gutta. Y después, sumé a Sergio, el hijo de Carozo Guitiérrez, un virtuoso de sólo de 22 años", continúa, sintetizando el origen de su nueva formación con la que se encuentra terminando de grabar su próximo disco.

"Estamos en pleno momento de edición de bases. La semana que viene seguiremos con los teclados y guitarras eléctricas. La próxima, continuaremos con las voces. El disco es muy cálido. Está lleno de diferentes abordajes de rítmicas argentinas y latinoamericanas. Tiene temas de percusión, bajo y guitarra. Estoy en un momento muy fuerte, desplazando las baterías. Tenemos cuartetazos, chacareras, bossa, carnavalitos y milongas, híbridos que van saliendo, tango, candombe, valsecitos, pop rock, reggaetón electroacústico", describe. Las letras mantienen una misma línea: todas giran entorno al amor.

Semanas atrás, Pandolfo fue ternado a los premios Cóndor de Plata por la banda de sonido de la película Nacido y criado, dirigida por Pablo Trapero. El galardón, finalmente, se lo llevó Rodolfo Mederos por El último bandoneón, pero nadie le quita el orgullo que significó la nominación: "Me encantó el reconocimiento, porque es mi primera incursión formal en el mundo del cine. Había hecho música para cortos y obras de teatro, pero nunca había trabajado con el director escena por escena, desmenuzando las emociones. Hicimos un trabajo bastante a conciencia".