Mar de fondo

El cantautor marplatense presenta su nuevo disco "Canciones de ningún lado". En esta entrevista repasa tema por tema y asegura que en su ciudad natal es muy difícil abrirse camino.
De fondo debería estar el mar, pero el cantautor Julio Fernández, asegura que en su ciudad natal, Mar del Plata, no hay lugar para las expresiones artísticas. Por eso, para difundir su último disco "Canciones de ningún lado" (sucesor de "Viajar adonde quiero", editado en 2005) sí o sí tiene que viajar a Buenos Aires. "Allá, todo es muy difícil para los que queremos hacer cosas propias. No hay lugares para tocar. Y a comparación de otras ciudades del interior, como Rosario o Neuquen, que tienen su movida cultural, los marplatenses no le dan mucha bola. Por eso migran, como Súper Ratones, que desde hace muchos años están en Capital para poder hacer los suyo. Es una lástima", comenta Julio sentado en un bar de Belgrano.

Sobre su obra, explica que es el fiel reflejo de su personalidad y de sus influencias musicales. "Yo soy muy fanático de Bob Dylan y George Harrison. En realidad, musicalmente no trato de diferenciarme, simplemente, intento que fluyan las canciones, volcar las cosas que me pasaron, agarrar la guitarra y plasmarlas en un disco", continúa el músico, que el próximo 10 de agosto a las 23.30 en Tanoro Bar (Hipólito Irigoyen 2670, Mar del Plata) estará presentando en vivo su última producción.