Retro Dance

Vuelve el ciclo de fiestas de electropop en castellano, con las nuevas tendencias, pero también los grupos que originaron el estilo en España. Fabián Jara, su mentor, cuenta de qué se trata.

¿Qué es la fiesta Divas y Divos?
Este ciclo es el único que pasa mú sica electropop en castellano. Nos inspiramos en la movida madrileña y también en la nuevas tendencias de España. Nos basamos en "Alaska", que es nuestra musa inspiradora, a la que todos amamos y admiramos. En la fiesta hay pluralidad de nacionalidades. Las bandas casi siempre son mexicanas, chilenas y uruguayas.
¿Hay actividades durante la fiesta?
Siempre tenemos shows en vivo. Tratamos de ser muy visuales y shockeantes. E intentamos apostar a una puesta en escena fuerte. Por ejemplo, tenemos peluqueros y maquilladoras que van "lookeando" a la gente a medida que va ingresando.

¿Qué tipo de gente participa?
El publico es súper abierto, no quiero encasillarlo, pero puedo decir que son gente distinta, que necesita que haya más lugares con este tipo de eventos, donde justamente, no haya lugar para las etiquetas.

¿Qué expectativas tenés para la fiesta?
Vamos a cumplir el primer año en nuestra casa nueva (Niceto). Para este nuevo período, buscaremos hacerlo un poco más popular. No masificarlo, pero que el concepto de Divas & Divos vaya un poco más allá del círculo interno. Nos interesa que se conozca toda una movida de canciones (no comerciales) en nuestro propio idioma, con letras que van desde lo porno y lo divertido, hasta las ganas de decir cosas de manera bailable que se puedan cantar mientras lo hacen.

¿Por qué tuvieron que cerrar?
Luego de lo de Cromañón, tuvimos que hacer la fiesta de manera secreta y trasladarla a lugares como Montevideo o Chile. La mudanza nos dio la pauta de que esto genera una aceptación tremenda. Aunque bueno, fue extraño tener que "luchar" para divertirse.