Crónicas suburbanas

La fundación PH15, que desarrolla talleres de fotografía en Ciudad Oculta, llega al Palais de Glace con una muestra de 28 autores y 120 fotos que condensan testimonio, arte y cotidianeidad.

"Las fotos son 50% testimoniales, 50% artísticas", dice Ariel Vincodoa. "Es que acá uno arranca sin ningún preconcepto sobre lo que es el arte y lo va encontrando". El chico tiene 21 años y vive en Moreno, pero su formación fotográfica la viene desarrollando en Ciudad Oculta, oficialmente conocida como la villa 15. Es que en ese barrio, que se arrincona al sur-oeste de la Capital Federal entre los monoblocks de Lugano, la autopista y la celosa custodia del "Elefante Blanco" (un edificio fastuoso planeado como hospital en la década del 70 y nunca terminado, hoy tétrico fortín de los confines de la villa), funciona la Fundación PH15, que da cursos de fotografía entre los niños y jóvenes de la Oculta. Hoy, luego de seis años de vida, un libro publicado (PH15: fotografías por chicos de Ciudad Oculta) y unas cuantas muestras arriba (desde salas de Estados Unidos y Brasil a centros comunitarios), las fotos con las que los chicos develan las calles sinuosas de su barrio se exponen, bajo el título de Ciudad Oculta desde adentro, en el tradicional Palais de Glace (Posadas 1725), uno de los puntos más altos del circuito del arte nacional.

"Es diferente el valor que le damos a la fotografía", continúa Ariel. "Para un chico de cualquier barrio, la cámara es un pincel. Pero para un chico de Ciudad Oculta, es la palabra". La temática que sigue la muestra va de la maternidad a las celebraciones, de los juegos a la noche, y del interior al afuera. Y si las locaciones ya tienen un clima cargado, es en el momento en el que estos 28 autores disparan cuando encuentran personajes y situaciones que se salen de lo común. Son fotos que recorren la cotidianeidad de un barrio cocoliche, con sus momentos de alegría y de tristeza, siempre a la altura de los maestros del género fotográfico testimonial.

Desde PH15 se encargan de recalcar que toda la muestra es posible gracias a los particulares que donan cámaras, rollos y pilas. "Fue difícil hacer la selección", retoma ahora Moira Rubio Brennan, una de las directoras de la fundación. "La gente del Palais de Glace quería que fuera una muestra con identidad, por eso trajimos muchas fotos del barrio. Revisamos cajas y cajas para ver cómo llenábamos este espacio, que es muy amplio. Hicimos una síntesis perfecta de PH15: hay fotos espontáneas y fotos planeadas, y están todos los chicos representados". El resultado son 120 fotos color y blanco y negro, en tamaños grandes y medianos. Sin desperdicio.





CIUDAD OCULTA DESDE ADENTRO. Fotografías de PH15. Hasta el 24 de junio en el Palais de Glace, Posadas 1725.