¿Querés ser cultural?

Proyecto Under y Buenos Aires Comunicación crearon Laboratorio Cultural, un espacio que busca hacer un puente entre profesionales de la cultura y personas que recién empiezan en el tema. El 25 de junio arrancan los cursos.

Ser manager de una banda. Organizar un evento cultural. Hacer la tapa de arte de un disco. Realizar la prensa de un grupo de música. Crear un videoclip ¿Cómo empezar a ser cualquiera de estas opciones? ¿Dónde estudiar para adquirir esta profesión? Muchos pensarán que estas disciplinas no se ensañan sino que son algo así como los viejos oficios, donde se aprende en base a la experiencia y no hay un lugar para estudiar. Pero para no estar librado al azar ni aprender en base a prueba y error, Proyecto Under y Buenos Aires Comunicación crearon un espacio llamado Laboratorio Cultural para poner en acción todas estas cuestiones.

"Empezamos el año pasado, por una iniciativa mía y de Nicolás Wainszelbaum. En charlas informales que teníamos llegamos a la conclusión que había mucha gente con iniciativa para trabajar en diversos ámbitos culturales pero que les faltaba formación y experiencia. A partir de ahí se nos ocurrió cómo acercar gente experimentada del ámbito de la cultura con estos chicos, que veíamos eran muchos", cuenta Andrés Torregrosa, director de Proyecto Ander.

La idea es generar un espacio de encuentro entre personas que estén trabajando en el ámbito cultural y gente que esté tratando de integrarse en ese mundo. Crear espacios sobre ciertos tópicos que no son habituales en la gama de cursos. Por eso los talleres son de cuatro encuentros, breves pero de intercambio de herramientas de trabajo y experiencia. Todos los docentes fueron seleccionados porque ocupan espacios claves en lo cultural, y además porque tienen un rol docente posible. "Teníamos una sensación que se necesitaba algo así, y como estábamos en contacto con gente de la cultura que tenía buenos conocimientos o capacidad para trasmitir lo que sabían y que les podía interesar dictar un curso breve, lo hicimos. Los llamamos curso porque es un espacio de aprendizaje, son encuentros con personas que están en ambientes específicos y lo que hacen es trasmitir sus experiencias. Es un mecanismo de achicar el aprendizaje por prueba y error", explica Andrés.

"Nicolás y yo nos hicimos en base a nuestra experiencia, nosotros sabemos lo que cuesta aprender, conseguir oportunidades que te permitan aprender, que difícil es cruzarte con alguien que tenga la capacidad de trasmitir conocimiento. Por eso queremos hacer puentes en este sentido, porque todos salen beneficiados", sentencia.