"Nos comparan con De la Guarda"

Los hombres azules estrenan mañana –siguen viernes, sábado y domingo- su show en el Luna Park. Antes dieron una conferencia de prensa donde aseguraron que siempre los ponen en el mismo grupo que la compañía de acrobacia aérea argentina y que Cirque du Soleil, aunque consideran que son "todos distintos". Dicen que "para ser un Blue Man se necesita ser un buen actor, un buen músico y tener mucho carisma". Mirá un adelanto del espectáculo
El manual del rockero en concierto incluye, entre otros pasos: movimiento descendente de la cabeza, increscendo según el ritmo de los acordes; manos arriba en pose de sostengamos el techo por las dudas que se caiga; pies repiqueteando en sincro con la cabeza. De esos clishés se vale "How to Be a MegaStar", el show que la compañía Blue Man Group presenta mañana, y el fin de semana, en el Luna Park. "Nos gusta mucho el rock, la energía que se genera en los shows y también nos gusta aprender de las estrellas de rock", soltaron ayer durante la conferencia de prensa, en la que ofrecieron tres temas.

El Luna está vació y eso lo hace más grande aún. Sobre el escenario una gran cortina negra y azul con edificios, cubre la escenografía. Aquella frase "vamos a dar un show íntimo", que suelen decir las bandas cuando se presentan en un ambiente pequeño, se hace carne. Esparcidos en las primeras filas, los periodistas que ahí estamos, si no fuera por grabadores, cámaras y micrófonos, podríamos pasar como los ganadores de una raspadita a punto de presenciar un espectáculo del que se tiene las mejores referencias, aunque resulta, para todos, una gran incógnita. Ocurre que es la primera vez que el grupo, que comenzó su carrera pasando la gorra en el Central Park, llega a la Argentina.

"Son tres temas y después la conferencia", anuncian. Las luces del estadio se pierden y Blue Man Group aparece tras la cortina. Nadie lo dice, pero todos lo piensan: ¿cómo se verán las caras de estos "Pitufos"? Es raro, por demás raro. Sin embargo, la pintura pasa a segunda plano una vez que se mueven y el talento fluye. Se dijo, son tres temas... y pasan rápido. "Es divertido. Es porque sí. No se asocia con nada el color que elegimos, salvo el cielo y lo natural. Es para que los grandes se sientan otra vez chicos", explican.

Al rato aseguran que si hubiera que buscar nuevos Blue Man, el aviso clasificado diría que se "necesita ser un buen actor, un buen músico y tener mucho carisma". Claro que también se necesita paciencia: "Nos lleva dos horas ponernos el maquillaje", aseguran. Y, en sintonía con el rock, deben aclarar que la clasificación que le adjudican no es la que consideran como la más adecuada. "Siempre nos comparan con De la Guarda y con Cirque du Soleil, pero somos todos distintos", sostienen.

Parecidos o distintos, la opción de disfrutarlos está ahí. Vale la pena. Acaso piensan que, si pudiera, Papá Pitufo ¿no iría?