Videojuegos descontrolados: ahora llegó el turno de V-Tech

Un australiano ideó un juego de la masacre de la universidad Virginia Tech, donde murieron 33 personas. Al V-Tech Rampage se puede jugar por Internet, con sólo escribir su nombre en Google.

Los videojuegos siempre dan que hablar, más cuando se expanden a través de la Web y parecen copar todos los medios: desde el famoso el Counter Piquete, que intenta recrear el conflicto de las papeleas, hasta el Bible Fight (un videojuego de lucha con los personajes de la Biblia), todo parece indicar que Internet es el ámbito más propicio para inventar juegos con distintas temáticas. Para sorpresa de muchos, y enojo de otros, ahora le tocó el turno a la masacre de Virginia Tech.

Todo parece indicar que Ryan Lambourn, un joven australiano, ideó este videojuego llamado V-Tech Rampage, donde se puede "jugar" a ser Cho Seung-hui, el autor de la matanza. El propósito del juego es, -por si alguna duda queda a esta altura- realizar exactamente lo mismo que el asesino de la universidad, con el mismo escenario de fondo: el campus. Una de las cosas que más controversia ha causado es que cada vez que se dispara, se pueden oír gritos.
Hay que aclarar que como suele ocurrir con este tipo de juegos, no son comercializados por ninguna compañía, sino que algunas páginas de Internet proceden a colgarlo y ahí se arma el revuelo.

Para colmo de males, el autor del juego bromeó al respecto, diciendo que por la módica suma de 2.000 dólares podría retirar el videojuego del mercado. Luego, explicó que jamás lo haría y que con sus declaraciones sólo trataba de enfurecer aún más a la gente y por supuesto crear más controversia sobre el juego.