Los Cazurros para grandes y chicos

Los Cazurros vuelven al Teatro Premier con Diversión 07. Bajo la producción de Cuatro Cabezas, apuntan a que los padres no se aburran en el teatro con sus hijos.
Los espectáculos para chicos suelen ser aburridos para grandes. Siempre caen en la trampa de llevar al pequeño a entretenerse madrinas, padrinos, tías y tíos y hasta abuelas desprevenidas deseosas de pasar un tiempo con sus amados nietos. Los Cazurros sobresalen bajo este panorama con una propuesta diferente, y con la llamativa producción de Cuatro Cabezas, que promete mostrar un show particular, apto para grandes y chicos y con diversión garantizada. Ernesto Sánchez, responsable de la dirección junto a Pablo Herrero, charló con Ciudad.com para contar un poco más de su historia.

¿Cómo nació la propuesta de Los Cazurros?

Hace 13 años que trabajamos juntos y nos conocimos estudiando teatro. El papá de Pablo tiene una compañía para chicos que se llama El Juglar y ahí empezamos a trabajar nosotros, dónde buscábamos que la génesis de los espectáculos girara alrededor de cosas que nos divertían a nosotros cuando éramos chicos. Así empezamos a buscar aventuras, y esa misma esencia es la que volcamos en las funciones. Nos dimos cuenta –como dice Cindy Loper- que los chicos sólo quieren divertirse, pero en el buen sentido de la palabra. Entonces buscamos pensar los espectáculos con ese sentido y nos dimos cuenta que los chicos estaban súper enganchados. A partir de ahí encontramos un canal para el adulto, entonces es un show pensado para chicos pero con una propuesta para toda la familia.

Es la segunda vez que presentan este show, ¿hay algún agregado especial?

Sí, se estrenó el año pasado también con producción de Cuatro Cabezas, pero estuvimos en cartel sólo dos meses. Por eso salimos con una segunda temporada del espectáculo, pero mejorado a nivel luces y estética.

¿Cómo lograron trabajar con la productora Cuatro Cabezas?

Hace como cinco o seis años trabajamos en la costa, en Pinamar y Cariló. Mario iba siempre a veranear ahí, nos conoce desde que empezamos. Nosotros fuimos creciendo, mejorando y a él le gustaba lo que hacíamos. La propuesta nació de su parte, nos dijo que no había muchas cosas para chicos que le interesen y lo nuestro le gustaba. Así fue como gracias a su ayuda empezamos a trabajar con la productora.

¿Qué cambios vieron al empezar a trabajar con ellos?

Nosotros nunca tomamos esto como un teatro para niños o infantil. Como actores terminamos viviendo y trabajando con Los Cazurros, mientras que quizás otros actores van a castings y buscan estar en otros lugares. Volcamos toda nuestra creatividad y puntos de vista en esto, por ejemplo, en este espectáculo hay un malvado que se roba el cajón de juguetes y se roba el juego. Pero arriba del malo aparece una pantalla de video y ahí se muestra que él es el dueño de un multimedio, y ese es un punto de vista de lo que se ve en el mundo. Siempre buscamos trabajar y hacer lo que sentíamos y sin quererlo llegamos a calle Corrientes con una tercera temporada. Nunca fue nuestra propuesta llegar ahí, pero más que contentos estamos.

¿Hasta cuando van a estar en cartel?

La propuesta es empezar en mayo y terminar el primer fin de semana de septiembre, para que no sea solamente el boom de vacaciones de invierno sino que haya una propuesta diferente en otro momento también. Después la idea es hacer gira por el interior y localidades bonaerenses.

¿Qué significa Los Cazurros?

No sabíamos que nombre ponerle a nuestro grupo y un día viene el papá de Pablo con un libro y nos dice "creo que tengo el nombre para ustedes...Los Cazurros". Nosotros no sabíamos qué era y él nos contó que en España estaban los juglares, los ministriles y los cazurros, que eran los truhanes, ladrones y atorrantes, la clase baja de los juglares y ahí quedó.