La reina de la canción XXX

La pornostar y cantante erótica está por lanzar su tercer disco y acaba de aceptar una propuesta laboral con la Cicciolina. En noviembre, además, será la cara del Primer Festival Erótico de Buenos Aires. Escuchála.

Es una formoseña de 28 años, pero hace siete meses que está radicada España. Fue como invitada al Festival Erótico de Barcelona en octubre de 2006 y como le "llovieron ofertas laborales", se quedó. Empezó su carrera como modelo y bailarina en teatro de revista. Trabajó con Mónica Ayos y con Tristán, hasta que un día el productor Esteban Mannelli (ex representante de Emanuel Ortega, Vicentico, Diego Torres, Miranda) le ofreció convertirla en la primera cantante erótica de Latinoamérica.  Al poco tiempo ya estaba grabando su primer disco "Pop Dance Erotic", una versión ultrahot del álbum de Bárbara, ex conductora de Venus. Paralelamente comenzó a dar sus primeros pasos en el cine XXX con "Tango, pasión de Buenos Aires", del productor Víctor Maytland.

Con su primera obra bajo el brazo partió de gira a Ecuador, Bolivia, Perú durante más de seis meses. Sin importale la mala repercusión que tuvieron sus performances en los países que visitó siguió adelante y editó "Acabando con todo", que a diferencia del anterior, tenía letras propias. A mediados de este mes planea lanzar su tercera producción, made in Italy, que todavía no tiene nombre pero que estará inclinado al house. Además, Elizabeth será la cara del primer Festival Erótico que se hará en noviembre en Buenos Aires y acaba de aceptar una propuesta laboral de la Cicciolina.

¿Tus discos se venden en sex shops o en disquerías?
En España se vende en la disquerías en la categoría Pop (todavía no están a la venta en el país, pero se puede bajar por Internet)

¿Cómo te inspirás para escribir?
Ambiento el lugar con velas rojas y sahumerios. Me visto con lencería erótica y otras veces estoy como Dios me trajo al mundo. Comienzo a pensar en mis experiencias sexuales más lujuriosas y escribo sobre los momentos más excitantes que viví. Otras veces, como cuando escribí las letras de mi segundo disco "Acabando con todo", lo hago en compañía masculina.

¿Qué buscás inspirar en quiénes te escuchan?
Como todos sabemos, las personas que tienen buen sexo son las que andan más relajadas y seguras por la vida. Es una terapia contra el estrés. Mi objetivo es despertar el apetito sexual a través del oído y en segundo lugar de manera visual.

¿La música puede mejorar el sexo?
Sí, la mía despierta fantasías sexuales y hace que el placer se produzca a través del sistema auditivo, con letras sugerentes al sexo y los estribillos con gemidos reales. Eso provoca que la persona tenga una estimulación mayor en sus momentos más íntimos.

¿Qué tracks recomendás para una noche inolvidable?
Para una noche con mucho ritmo aconsejo "Sexo" y para los solitarios "Pensando en vos".