Phil Collins: re careta

El baterista más célebre de los años 80 vuelve a la carga con un extraño tributo: artistas plásticos y músicos (Robert Plant incluid) se encargan de rehacer la tapa de su LP No Jacket Required... a mano.
Cara a cara con Phil Collins se vieron artistas jóvenes y músicos ingleses como Tracey Emin, Martin Degville, Alexis Taylor (de Hot Chip) y Robert Plant -entre otros- cuando accedieron a ponerle algo de creatividad y color a la tapa del LP No Jacket Required, de Phil Collins, para mostrar en la Art Vinyl Gallery de Londres (la muestra inaugura esta semana).

A pesar de que vendió más de 100 millones de discos, tuvo que soportar toda clase de críticas. Pero el que ríe último ríe mejor, estará pensando el bueno de Phil, que con ese beat de batería tan reconocible construyó algunas de las mejores canciones bubble-gum del pop comercial de los años 80. Y hoy, veinte años más tarde (y aunque no lanza un disco nuevo desde 2004), recibe sus merecidos homenajes: Patrick Bateman (el asesino serial creado por Bret Easton Ellis en la novela American Psycho) lo rescata como un "gran, gran artista"; los raperos Nas y Lil Kim reversionan su hit In The Air Tonight y le dan un toque discotequero; y hasta tiene Phil Collins una aparición estelar en el game GTA Vice City.

Ahora, el nuevo tributo viene del mundo del arte. La muestra se llama De-Face Value e invita a pintar sobre la tapa de No Jacket Required, LP que llegó al puesto número uno de los charts del Reino Unido y los Estados Unidos en 1985. El mes que viene, cuando se subasten los trabajos en exhibición para juntar dinero para la ONG Children in Hunger, el LP de Collins estará entre los más valiosos de la historia del pop, ocupando un lugar junto a obras de Andy Warhol, Keith Haring y Jean Michel Basquiat.

Los organizadores de la muestra explicaron que eligieron este disco porque la portada no ofrece mayores obstáculos: Phil no lleva anteojos, ni barba, ni nada. Agregaron que consiguieron los primeros 20 LPs en tiendas de segunda mano a una libra cada uno... Pero para llegar a la cantidad total (necesitaban 36) tuvieron que salir a buscar los otros en eBay, donde llevaban un precio de cinco libras. En la subasta, podrían alcanzar precios que multipliquen por mil aquellos valores.











Comentarios, dudas, opiniones: escribinos@ciudad.com.ar