Tamara Pettinato revolucionó Intrusos con su ropa interior: ¡las divertidas "chicanas" a la panelista!

La hija de Petti causó revuelo en el piso de América, cuando el panel advirtió que utilizaba (bajo su ropa, claro) un sensual "hilo dental a lo Cinthia Fernández". ¡Mirá qué hizo ella!

Tamara Pettinato revolucionó Intrusos con un hilo dental… ¡y sus compañeros la quisieron obligar a mostrarlo!

El carácter descontracturado de Intrusos permite alternar la actualidad del espectáculo con una buena cuota de humor. El miércoles, el piso del estudio se vio revolucionado por la sensual vestimenta que eligió una de sus panelistas. Tamara Pettinato provocó un verdadero revuelo en el ciclo de América y Jorge Rial aprovechó para “exponerla” frente al público.

“Claro, a vos te gusta gastar a todo el mundo, pero cuando te toca no te la bancás”, la chicaneó Rial. “¡No, no, no! A mí me gusta gastar a la gente, pero no voy a mostrar la tanga por eso”, se defendió Tamara, entre risas.

Los periodistas hablaban sobre Cinthia Fernández y el conductor vio la oportunidad para trazar una comparación con Tamara. “(…) Yo no me voy a poner en el lugar de Cinthia”, dijo la panelista. “Hoy, sin embargo, estás cerca de Cinthia en su mejor época. Hoy Tamara vino muy… ¿Por qué reconocíamos a Cinthia?”, comenzó Rial, con mirada pícara. “Por el ‘totó’, por el hilo dental”, acotaron los presentes.

Con la complicidad de sus compañeros –tanto varones como mujeres- y del musicalizador, Jorge hizo lo imposible para que el público pudiera constatar la sensual elección debajo del vestuario de Tamara. “Me acaba de llegar un mensaje de Presidencia de la Nación que, a las 13.41, hay que poner el Himno Nacional Argentino. Y ante el Himno, ¿qué hay que hacer? Hay que pararse, porque sino, no sos patriota y te pueden expulsar del país. No seas ‘fondo buitre’, hay que pararse. No quiero que te echen del país”, la conminó el conductor.

Invadida por una incomodidad divertida, Pettinato se acomodó el vestido como pudo y se puso de pie. Pero al ver que uno de los camarógrafos se escabullía por detrás del decorado, se volvió a sentar. “Claro, a vos te gusta gastar a todo el mundo, pero cuando te toca no te la bancás”, la chicaneó Rial. “¡No, no, no! A mí me gusta gastar a la gente, pero no voy a mostrar la tanga por eso”, se defendió, entre risas.