¡Qué descontrol! ¡Mirá todo lo que pasa en la casa de Augusto cuando se corta la luz!

Emilio sale del baño “así nomás”, Sofi se quiere comer al chico del delivery y... ¡a Peter se le tira encima una vieja! ¡Dale play y enterate cómo termina!

Peter juega al Preguntados con Augusto, mientras Juli lee y pregunta qué van a comer. Justo entra Sofi, a quien se nota que no le gustan nada las trivias. Un rato más tarde llega el delivery con la pizza que habían pedido. Sofi abre la puerta y… ¡se queda dura cuando ve al bombonazo que se la entrega! Justo en ese momento… ¡se corta la luz en el departamento! Emilio, que se estaba bañando, aparece del fondo y dice que tuvo que salir “así no más”… “¡Mejor que la luz no vuelva ahora!”, suplica Juli… Ofendido, Emilio se ilumina con la pantalla de su celu para mostrar que se puso… ¡el camisón de la madre de Augusto! ¡Desopilante!
 
Peter, en medio de la penumbra, pregunta quién se sentó arriba suyo. Juli le dice que no, Emilio le contesta que está sentado a upa de Augusto y Sofi le confirma que ella está “con Tincho, el chico del delivery”. ¡Qué misterio! ¿Quién está sentado sobre Peter? ¡Es Olga, la vieja del 1°A, que lo tiene abrazado del cuello! ¡Y encima Peter le tiene que aclarar que los mensajes que le mandó el otro día a las 4 de la mañana no eran para ella! ¡Qué momento!
 
La luz empieza a ir y venir, por lo que se puede ver a Peter perseguido por Olga, a Augusto limpiando su bici, a Peter echando por fin a Olga del departamento, a Sofi yéndose en la bici de Augusto con el chico del delivery… ¡Insólito! Finalmente se quedan todos juntos a oscuras sentados en el sofá, mientras Peter va a revisar la térmica. Emilio aprovecha para tocarle a Sofi… ¡una lola! y para justificarse le dice que creía que llegaba el fin del mundo ¡“y no quería dejar pasar la oportunidad”!... Justo vuelve la luz y Peter, ganador, recibe los aplausos de los demás por arreglar la falla. Pero de vuelta se corta la luz y Sofi grita: “¡Emilio, otra vez!”…“Perdón, fue un acto reflejo”, trata de excusarse Emilio… ¡Qué descontrol!
Peter juega al Preguntados con Augusto, mientras Juli lee y pregunta qué van a comer. Justo entra Sofi, a quien se nota que no le gustan nada las trivias. Un rato más tarde llega el delivery con la pizza que habían pedido. Sofi abre la puerta y… ¡se queda dura cuando ve al bombonazo que se la entrega! Justo en ese momento… ¡se corta la luz en el departamento! Emilio, que se estaba bañando, aparece del fondo y dice que tuvo que salir “así no más”… “¡Mejor que la luz no vuelva ahora!”, suplica Juli… Ofendido, Emilio se ilumina con la pantalla de su celu para mostrar que se puso… ¡el camisón de la madre de Augusto! ¡Desopilante!
 
Peter, en medio de la penumbra, pregunta quién se sentó arriba suyo. Juli le dice que no, Emilio le contesta que está sentado a upa de Augusto y Sofi le confirma que ella está “con Tincho, el chico del delivery”. ¡Qué misterio! ¿Quién está sentado sobre Peter? ¡Es Olga, la vieja del 1°A, que lo tiene abrazado del cuello! ¡Y encima Peter le tiene que aclarar que los mensajes que le mandó el otro día a las 4 de la mañana no eran para ella! ¡Qué momento!
 
La luz empieza a ir y venir, por lo que se puede ver a Peter perseguido por Olga, a Augusto limpiando su bici, a Peter echando por fin a Olga del departamento, a Sofi yéndose en la bici de Augusto con el chico del delivery… ¡Insólito! Finalmente se quedan todos juntos a oscuras sentados en el sofá, mientras Peter va a revisar la térmica. Emilio aprovecha para tocarle a Sofi… ¡una lola! y para justificarse le dice que creía que llegaba el fin del mundo ¡“y no quería dejar pasar la oportunidad”!... Justo vuelve la luz y Peter, ganador, recibe los aplausos de los demás por arreglar la falla. Pero de vuelta se corta la luz y Sofi grita: “¡Emilio, otra vez!”…“Perdón, fue un acto reflejo”, trata de excusarse Emilio… ¡Qué descontrol!

Peter juega al Preguntados con Augusto, mientras Juli lee y pregunta qué van a comer. Justo entra Sofi, a quien se nota que no le gustan nada las trivias. Un rato más tarde llega el delivery con la pizza que habían pedido. Sofi abre la puerta y… ¡se queda dura cuando ve al bombonazo que se la entrega! Justo en ese momento… ¡se corta la luz en el departamento!

Emilio, que se estaba bañando, aparece del fondo y dice que tuvo que salir “así nomás”. “¡Mejor que la luz no vuelva ahora!”, suplica Juli. Ofendido, Emilio se ilumina con la pantalla de su celu para mostrar que se puso… ¡el camisón de la madre de Augusto! ¡Desopilante!

 “¡Mejor que la luz no vuelva ahora!”, suplica Juli

Peter, en medio de la penumbra, pregunta quién se sentó arriba suyo. Juli le dice que ella no, Emilio le contesta que está sentado a upa de Augusto y Sofi le confirma que ella está “con Tincho, el chico del delivery”. ¡Qué misterio!

¿Quién está sentado sobre Peter? ¡Es Olga, la vieja del 1°A, que lo tiene abrazado del cuello! ¡Y encima Peter le tiene que aclarar que los mensajes que le mandó el otro día a las 4 de la mañana no eran para ella! ¡Qué momento!

“Perdón, fue un acto reflejo”, trata de excusarse Emilio

La luz empieza a ir y venir, por lo que se puede ver a Peter perseguido por Olga, a Augusto limpiando su bici, a Peter echando por fin a Olga del departamento, a Sofi yéndose en la bici de Augusto con el chico del delivery… ¡Insólito!

Finalmente se quedan todos juntos a oscuras sentados en el sofá, mientras Peter va a revisar la térmica. Emilio aprovecha para tocarle a Sofi… ¡una lola! Y para justificarse le dice que creía que llegaba el fin del mundo ¡“y no quería dejar pasar la oportunidad”!

Justo vuelve la luz y Peter, ganador, recibe los aplausos de los demás por arreglar la falla. Pero de vuelta se corta la luz, y Sofi grita: “¡Emilio, otra vez!”. “Perdón, fue un acto reflejo”, trata de excusarse él.

¡Qué descontrol!