Los 100 años de Moria

La diva más mutifacética triunfó en este medio por su gran versatilidad, entre otros talentos. Y este fin de semana, volvió a refrendar ese título.

Moria, sorprendente en Las tres viejas; este finde celebró sus 69 años. (Foto: Movilpress)
Moria, sorprendente en Las tres viejas; este finde celebró sus 69 años. (Foto: Movilpress)

Moria Casán da la nota otra vez. Ahora, sorprende protagonizando Las tres viejas, una obra de Alejandro Jodorosky. La pieza del reconocido artista chileno habla de la decadencia de dos mellizas aristocráticas (Alejandro Paker y Marco Vega), y de una mucama centenaria (Moria) testigo de dicho proceso.

En Las tres viejas, los espectadores tienen que prepararse para no ver a Moria, sino a la actriz. Casi ningún guiño de su conocidísima personalidad, aparecen en el escenario de El Picadero. Eso es un gran plus para esta pieza poco convencional. Y así también es la vida de Casán, una mujer que no desaprovecha las oportunidades para experimentar.

Marga, su personaje, le permite desempolvar la actriz tapada por la vedette, la conductora, la jurado y la mediática, entre tantas otras facetas. Los espectadores tienen que prepararse para no ver a Moria, sino a la actriz. Casi ningún guiño de su conocidísima personalidad, aparecen en el escenario de El Picadero.  Eso es un gran plus para esta pieza poco convencional. Y así también es la vida de Casán, una mujer que no desaprovecha las oportunidades para experimentar.

Si bien su avasalladora personalidad tapó mucho tiempo sus cualidades artísticas, cada tanto elige sorprender. De la vedette a la actriz de cine, o de la conductora de talkshow a la participante de reality. De la revista a Brujas, de Artaza y Cherutti a Copi en un centro cultural. Entre sus sueños, figura la idea de debutar en los próximos años en el San Martín, con un protagónico de Las Troyanas. Y seguramente no se quedará con la ganas.

Moría cumplió el domingo 69 años, y ostenta 45 de oficio. En los días previos, bromeó que cumplía 100 para promocionar su obra. Y sus ganas esconden los 100, los 69 y los 45. Cada trabajo que encara, Moría parece disfrutarlo como su debut, en el teatro Nacional como bailarina.

Su vida ultra mediática, desmenuzada por los periodistas, criticada y amada por el público, fue absolutamente consumida por el telespectador, pero muchos tuvimos varias veces la gran oportunidad de conocerla como compañera. Y ese es su mayor talento: ser una buena par.