Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La tierna explicación de Occhiato sobre por qué su abuelo no quiso hablar con el cronista: "Nos mienten para dejarnos tranquilos"

Tras las repercusiones que generó ver a Victorio haciendo fila para cobrar sus haberes, el conductor dijo lo suyo.

La tierna explicación de Nico Occhiato sobre por qué su abuelo no quiso hablar con el cronista (Fotos: Instagram y Captura)
La tierna explicación de Nico Occhiato sobre por qué su abuelo no quiso hablar con el cronista (Fotos: Instagram y Captura)

En medio de las tristes noticias que se difunden en los medios sobre el coronavirus, esta semana causó especial indignación las largas filas de jubilados esperando en la calle para ingresar al banco y cobrar sus haberes.

Y en medio de esta cobertura, las cámaras de Nosotros a la mañana encontraron de casualidad a Victorio, el abuelo de Nico Occhiato, quien al ser divisado por el cronista, el señor se rehusó a emitir declaraciones.

Fue entonces que tras las repercusiones de la imagen de Victorio, Occhiato optó por salir a hablar del tema en las redes: "A todos los que me escriben porque mi abuelo estaba en la fila de un banco para cobrar la jubilación… ¡Ya lo sé! ¡Ya lo ví! Y a mí me enfurece y me pone mucho más triste que a todos ustedes", rezaba uno de los fragmentos.

Luego, explicó porque su abuelo se negó a hablar con el periodista: "Yo los llamo todo el tiempo y por ejemplo nos habían dicho que no iban a ir al banco, pero nos mienten para dejarnos tranquilos. Por eso mi abuelo no quiso hablar con el periodista".

"Nos habían dicho que no iban a ir al banco, pero nos mienten para dejarnos tranquilos. Por eso mi abuelo no quiso hablar con el periodista".

"En algunos puntos se nos hace incontrolable. Son personas grandes que no entienden la gravedad de la situación. Y hay que intentar siempre hablarles con amor porque en definitiva hay que estar en su lugar. Gracias por preocuparse tanto por mi familia, ya hablamos con mi abuelo nuevamente y parece haberlo entendido", cerró, tajante.