Se reconciliaron Beto Casella y Feinmann: cómo fue

Luego de su escandalosa pelea en los pasillos de Radio 10, Beto Casella y Eduardo Feinmann, vecinos en el aire de la AM 710, se reconciliaron.

Los dos conductores se habían trenzado y el cruce casi pasa a mayores. Ciudad.com llamó a ambos cuando ocurrió el hecho. El conductor de Dicho y hecho prefirió esquivar el tema, pero el conductor de Levantado de 10 brindó su propia versión de los hechos con lujo de detalles. 

"Desde que empezó a haber mala onda entre mi grupo y él, le pedí que no venga más al estudio antes de las 9, para no cruzarnos. Se lo pedí bien. No es que hoy entró al estudio. Pero cuando lo vi dando vueltas, le pedí que ni se acerque, que no apareciera cerca de mí después de lo que dijo, eso de que no me querían ni en la radio ni en el canal. Yo le dije que se vaya. No sé qué me contestó él porque no se le entiende, habla muy bajito. Entonces, como esas cosas no las dejo pasar, lo invité a hablar a la vereda... pero no vino. Es que, básicamente, Feinmann es un enano mental, eunuco amoral y un cobarde", lanzó Beto.

Dos semanas después, Feinmann confirmó que se amigaron y explicó: "Nos dimos un abrazo enorme, interminable con Beto Casella fuera del aire. Mi dolor era porque a Beto lo quiero horrores. Desde hace años que estamos juntos en el mismo barco, trabajando. Hay cosas que hizo que me dolieron profundamente. Yo no podía concebir que un amigo que quiero me haga doler, algo que no haría con un amigo, no está en mi naturaleza. Vivimos un momento de tensión, pero ya pasó. Coincidimos con Beto que esto no es por una cuestión de espíritu navideño ni de fin de año, esto hubiera ocurrido también a mitad de año. Ya está, ya está, ya está. La gente se puede pelear, pero cuando se quiere, se amiga en serio, como me pasó a mí. A Beto lo quiero verdaderamente".

¡Solucionado!