Joaquín Sabina, embargado en 4 millones de euros

Joaquín Sabina tiene un problema con el fisco español que le reclama el pago de más de 4 millones de euros por una diferencia de criterio en las liquidaciones fiscales. Por eso, parte de sus bienes fueron embargados de manera cautelar y provisional: el 87,5% del capital de la sociedad Ultramarinos Finos, propiedad al 50% que el cantante tiene junto a su pareja, Jimena Coronado y, además, le prohibió vender o ceder parte de su propiedades en Madrid. 

Hacienda ha empezado a considerar que las personas que constituyen sociedades para facturar como empresas lo hacen con el objetivo de evadir impuestos. En su defensa, el representante de Sabina aclaró al periódico El Mundo que su cliente "ha pagado escrupulosamente todos los impuestos".