La catártica carta de Flavio: "A mí no me sostenía nadie"

Con el final de la temporada estival 2015, Flavio Mendoza aprovechó para compartir una catártica carta en su muro de Facebook en donde hace un descarnado balance personal y profesional.

El texto completo:

Terminé una temporada más. Sólo tengo que agradecer mucho a Dios por todo lo que me da, a la gente por tanto cariño. A mi familia y amigos incondicionales que no me dejan caer nunca. A mis elencos, que son los mejores artistas que hay en Argentina. No todos son amigos, muchos compañeros, pero los respeto mucho por todo lo que dan en el escenario, y muchos debajo de él también, porque son buenas personas, y para mí eso es lo más importante.

Estuve dentro de una tormenta de difamaciones que creo no merecer, reconozco mis errores, pero sé, y saben muy bien todos los que me conocen, que no tengo nada oscuro en mi vida. Soy un soñador que logró algo muy grande, y que también muchas personas fueron y son parte de esto. Todo el que pasó por Stravaganza aprendió mucho y se lució como artista. Eso no me lo cambia nadie...

Hoy que ya estoy operado y que gracias a Dios salí bien. Puedo decir tanto mi preocupación y no por hacerme la víctima, pero estuve más de un mes con dolor, infiltraciones y medicamentos para soportar el dolor, y nunca lo manifesté a mi elenco. Me la banqué porque creo que si soy el motor del show no tenía que bajar los brazos.

Muchos días de la temporada quería salir corriendo por tantas pálidas, y no sólo por lo que se decía, sino también por la parte personal. Mi amiga Gisela separada, donde traté de sostenerla siempre. Mi productor, Ariel, que también trate de sostenerlo y me di cuenta que a mí no me sostenía nadie, porque tampoco trasladé mi angustia a mi familia y amigos para no preocuparlos.

Me hubiera encantado que la gente diga más 'qué bueno, tres shows con mucha gente con trabajo',  y pasó todo lo contrario. Mi objetivo no es ser el primero en nada. Yo nunca pensé, ni siquiera por un momento, en llenar un teatro en mi vida, y si sucedió fue por trabajar sin parar. Respeto, amor por lo que hago. Si a un show no le fue muy bien, tampoco es por pegarle o echar culpa a alguien, ya que quien más que yo quiere que funcionen para poder seguir dando trabajo a mucha gente.

Ariel se puede equivocar en muchas cosas, pero que es un apasionado y a pesar de perder mucho dinero se jugó y se juega. No creo que haya en Argentina un productor que piense más en los artistas que en él mismo, y lo digo por que trabajé con muchos productores de este país. De mi operación dependía el futuro de Stravaganza, y si bien la operación salió bien, no hice lo que debía ya que tengo una rodilla complicada. Pero bueno, la voy a remar hasta donde pueda. Hoy estoy muy bien, esperando recuperarme rápido para poder hacer lo que más amo. Nunca voy abandonar mis sueños y hay Flavio para rato... Bueno por un par de años más. Ya estoy grande para seguir colgándome y bailando. Ja, ja.