Las fotos hot de Nai Awada, la participante más picante de Bailando 2017: "Siempre tuve problemas para relacionarme con los hombres, por eso pensé que me gustaban las mujeres" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Las fotos hot de Nai Awada, la participante más picante de Bailando 2017: "Siempre tuve problemas para relacionarme con los hombres, por eso pensé que me gustaban las mujeres"

Fuera de su personaje de chica rebelde e implacable, la actriz confesó sus inseguridades, deseos y mucho más en una entrevista sin filtros con Ciudad.

Las fotos hot de Naiara Awada, la participante más picante de Bailando 2017. (Foto: Musepic)

En los medios Nai Awada (23) se muestra implacable: una chica rebelde que no le teme a nada. Sin embargo, al aproximarnos de cerca esa imagen aguerrida se diluye, ya que la hija del actor Alejandro Awada (55) y la bailarina Melanie Alfie (53) asegura que, como buena actriz que es, sus picantes intervenciones en los medios son parte de su personaje.

Como sea, no pasa nunca inadvertida. En una entrevista íntima con Ciudad, se correrá la máscara para hablar como la chica que sueña con trascender como artista. Como no podía ser de otra forma, la participante de Bailando 2017 también se animó a jugar con el rol de femme fatale en una producción de fotos súper sexy, donde luce sus curvas naturales: "No estoy para nada a favor de las operaciones, para mí, y no entiendo cómo se anima la gente a operarse. Los admiro. Yo jamás me haría una cirugía estética, ni en curda. Me dan pánico las agujas y además a mí me encanta encanta la belleza natural y amo mi cuerpo tal cual es. Sí soy bastante obsesiva y me cuido con la dieta, entreno, dejé de tomar tanto alcohol", arranca. Y la charla se dispara...

"Yo jamás me haría una cirugía estética, ni en curda. Me dan pánico las agujas y además a mí me encanta encanta la belleza natural y amo mi cuerpo tal cual es".

-¿Qué te pasó esta semana que tuviste que cambiar tu número de celular?

-Uy... es que tenía una fan adolescente que me amenazaba y me volvió loca. Como un día no le contesté un mensaje, me dijo que me iba a matar. Me llegó a mandar fotos en donde ella estaba cortándose el cuerpo, que no sé si eran de verdad, pero tuve que hacer la denuncia policial y todavía me falta ir a declarar a la fiscalía. Fueron momentos horribles.

-¿Esto fue lo más fuerte que te pasó desde que conocés la fama?

-Sí. Igual, es raro todo, como pasar de la nada de ser uno más a que si caminás por un shopping todo el mundo te mira. Pasa que hoy en día cualquiera puede ser famoso, sólo hace falta decir algo picante o pelearse con alguien. Antes los famosos eran los actores, pero hoy prima la pelea mediática.

-Algo que, hasta ahora, dominás muy bien. ¿No sentís cómoda en la pelea mediática?

-A ver, en mis peleas soy un personaje. Cuando me tiro a dormir si habla Mica Viciconte, sí me siento cómoda porque soy actriz y lo tomo como una escena. A mí nadie me pide que polemice en el Bailando o Este es el Show, pero yo sé que eso rinde y una se vuelve un poco adicta a la cámara. Y cuando te descuidás un segundo, hay un montón de personas queriéndote serruchar el piso para ocupar tu espacio. Uno se transforma en su propio peor enemigo al volverse fanático. Ahora, es como todo en la vida: hay que ver hasta dónde hacer las cosas. Yo peleé mucho para llegar a hacerme conocida, es el camino más fácil y rápido, pero también doloroso. La verdad es que no la pasé demasiado bien y, cuando la empecé a pasar mal, paré. Cuando me peleé fuerte con Viciconte, sus fans me empezaron a agredir durante dos días, por eso cuando estaba trabajando me bajó la presión. Es una locura lo que rodea la fama. No digo que sea famosa, sino que hablo de la mediatización. No es que me sienta cómoda, pero soy calentona.

"Mi mamá con el baile mucho no se mete, pero me ayuda con detalles en las terminaciones de los brazos y los pies, bien de la maestra de danzas que es".

-Todos conocen a tu papá, pero tu mamá cultiva el perfil bajo y es una grande de la danza. ¿Qué opina de tu paso en el Bailando?

-Con el baile mucho no se mete, pero me ayuda con detalles en las terminaciones de los brazos y los pies, bien de maestra. Igual, me deja hacer mi camino, porque la realidad es que yo siempre hice lo que quise y ya soy grande. Es súper apasionante compartir con ella un programa que de otra forma no miraría, y lo mira por mí. Le re gusta verme. Pero es difícil para ella, porque no está acostumbrada a que le hablen de mí todo el tiempo, porque la gente compra lo que ve. Si bien con Mica el conflicto fue real, lo cierto es que todo lo demás fueron dramatizaciones. Igual, siento que a veces me voy de mambo, la gente se lo cree y a mi mamá no le gusta que me pelee. Me pide que me cuide cuando me ve llorar, a ninguna de las dos nos gusta vernos sufrir.

-¿Cómo es la convivencia con ella?

-El orden y la limpieza en la casa es todo un tema, por eso tenía ganas de irme a vivir sola el año pasado. Yo soy medio caótica, dejo todo tirado dentro de bolsos que llevo de aquí para allá. Soy muy fan de los zapatos, tengo muchos, además de muchísima ropa. Como en el placard ya no me entra todo, compré cajas para guardar las prendas de verano. Además, tengo una gatita bebé que hace mucho lío y que traje al departamento cuando mi mamá estaba de viaje… ¡Eso fue todo un tema! Igual, nos llevamos re bien en la convivencia, más allá de los desacuerdos lógicos, sino, ya me hubiera ido... No sé si estoy con ganas de irme a vivir sola en este momento. Estoy muy cómoda en mi casa y, si en el verano encima hago temporada, voy a estar pagando una casa que no voy a usar.

-¿Y cómo fueron tus primeras experiencias en el amor? ¿Te animás a contar tu primera vez?

-Debuté a los 17 años, en la casa del chico con el que estaba, pero que no era mi novio ni compañero del colegio. Para mí fue un momento re lindo y al chico lo sigo queriendo. Un tiempo después le dije que había sido mi primera vez. Siempre tuve problemas para relacionarme con los hombres, por eso siempre pensé que me gustaban las mujeres. Una cosa no quita la otra, pero siempre pensé que era lesbiana por lo mucho que me costaba encariñarme con un chico, desde el amor. Ahora ya no, no tiene nada que ver con que me guste o no una chica.

"El novio que tenga tiene que ser alguien que me entienda, que no me haga planteos, porque con los otros me peleaba mucho. No sé si seré una buena novia, de hecho, porque me gusta ser libre".

-¿Cómo te manejás con tus parejas?

-Tuve un solo novio que le presenté a mi mamá, y a mi papá no llegué a presentárselo porque salimos menos de tres meses. Después, un intento de novio que no llegó al mes. Me doy cuenta de que me cuesta estar de novia. Es un momento de mi vida para estar tranquila y conmigo misma. El novio que tenga tiene que ser alguien que me entienda, que no me haga planteos, porque con los otros me peleaba mucho. No sé si seré una buena novia, de hecho, porque me gusta ser libre. 

-A la hora de la seducción, ¿vas tan al frente como jugás en la televisión?

-No, soy re tímida. Eso lo hago en la televisión porque Marcelo Tinelli bromea y jugamos con mi bisexualidad, algo que tampoco tengo asumido. Es algo que me da curiosidad, pero que no incursioné demasiado, nunca tuve sexo con una mujer. A mí me gustan mucho los hombres. Y en los boliches, abajo del escenario me cuesta muchísimo, a menos que haya tomado algo y esté deshinibida.

-¿Sos de tener algunos touch and go?

-Lo he hecho, sí. Pero últimamente, no. Es que soy consciente de que soy bailarina, que estoy en la tele, que soy la sobrina del Presidente y por todo eso tengo más levante. Pero en la vida soy tímida y hoy por hoy cualquiera puede sacar una foto, filtrar un audio y no me da. Lo que sí me pasa es que pinte de estar algunas veces y listo, aunque no es algo que haría ahora. Pasa que a mí por lo general me gustan los chicos que no me garantizan una relación… ¡Me gustaba Chano! Él es un amor, pero es un problema.

"Me encantaría tener una relación abierta por mí, pero no sé si me bancaría los celos hacia mi pareja. La realidad es que siempre que estuve de novia, seguía mirando a otros chicos. Es un problema porque soy mirona y me gusta mucho seducir, histeriquear y que me miren. Por eso me cuesta estar de novia, ja, ja".

-¿Aceptarías tener una relación abierta?

-Uh, qué pregunta complicada. Creo que no… Voy a ser sincera, aunque suene egoísta. Me encantaría por mí, pero no sé si me bancaría los celos hacia mi pareja. La realidad es que siempre que estuve de novia, seguía mirando a otros chicos. Es un problema porque soy mirona y me gusta mucho seducir, histeriquear y que me miren. Por eso me cuesta estar de novia, ja, ja. Igual, no aceptaría una relación abierta, para eso que estemos separados y listo.

-¿Incluirías a un tercero en al cama?

-No, ni en curda si estuviera en pareja. No tendría problemas si son dos desconocidos… Tampoco me llama la atención, es como medio perverso. Prefiero estar con una sola persona.

-¿Te encaran las mujeres?

-Sí, un montón. En el último tiempo me están encarando más minas que tipos. Pero no sé si saldría con una mujer en este momento. Ahora, si en lo concreto viene una chica muy linda y me invita a salir y no sólo me halaga, quizá iría a tomar algo. No tengo problemas. Pasa que tiene que ser una chica con la que tenga confianza, porque me van a sacar fotos. Ahora tengo que pensar todo el triple, no es como antes. Yo soy de mirar a la persona, me fijo en el talento. Entonces, si es una chica del estilo bailarina y la rompe bailando o como actriz, me atraería muchísimo.

-¿Casarte y tener hijos está en tus planes?

-No sé si casarme con una fiesta, porque me parece un despilfarro de plata. Quizá haría algo más íntimo con mi pareja, un ritual más nuestro. Sueño con casarme al estilo Las Vegas, algo rebelde. O casarme en Dubai, o una isla de Grecia como Miconos. Y madre voy a ser seguro, no tengo dudas de eso. Me gustan mucho los hijos, siempre me gustaron. Yo aspiro a tener una familia, tener un buen novio que me cuide. Pero si no se da, sería madre soltera como hizo Juana Repetto, a quien admiro. Creo que la maternidad viene por donde Dios quiera que venga.

-¿Cuál es tu relación con las drogas?

-Nada, ninguna. En el pasado he consumido marihuana, alguna vez de chica, pero no me gusta para nada. Es que no me pega bien, me duerme y yo soy una persona muy activa. Además, a la larga la droga afecta un montón, se hace adictiva y yo soy como una deportista. Si fumara, me olvidaría de las coreografías. El alcohol me estaba haciendo mal. No es que era alcohólica que arrancaba tomando en el desayuno, pero sí tomaba mucho tres veces por semana, hasta que me daban gastritis, dolor de panza, resaca cuando tenía que ensayar... Hoy me tengo que cuidar.

"En el pasado he consumido marihuana, alguna vez de chica, pero no me gusta para nada. Es que no me pega bien, me duerme y yo soy una persona muy activa. Además, a la larga la droga afecta un montón, se hace adictiva y yo soy como una deportista".

-¿Te gustaría sentarte a la mesa de Mirtha Legrand o visitar el living de Susana Giménez?

-¡Obvio! Pero no me invitan. Amo el programa de Mirtha, lo veo siempre con mi abuela. Pero Mirtha invitó a gente que no conoce ni el cuco, pero a mí no me invitó. Yo claramente soy un cuatro de copas, pero muchas veces tuve que googlear a los que sentaron en su mesa. Pensé que quizá no me llamaban porque pensaría que tendría problemas con mis tíos, pero llevó a Brancatelli. Admiro a Mirtha como mujer, es una referente. A lo de Susana me gustaría ir también, la amo. La conozco desde chica porque mi papá la adora. Para mí Mirtha, Susana y Moria son las grandes referentes del país. Yo quiero llegar a su edad como ellas.

-¿Cuál es tu sueño a cumplir aprovechando la notoriedad del Bailando?

-Viajar y trabajar como artista en el exterior. También hay directores argentinos que me encantan como Carlos Sorín, Alejandro Agresti. Mi sueño es trabajar con Damián Szifron. Nunca me llamaron, pero me encantaría hacer una tira en Pol-ka, o trabajar con Julio Chávez, que es mi maestro.

-¿Qué te depara el futuro?

-Estrené una miniserie en La Televisión Pública Argentina que se llama La Pulsera, protagonizada por Dady Brieva, Romina Richi, Norman Briski, María Onetto, Martín Slipak, Matías Marmorato y un elencazo. Además, estrené Sofía, que se ve a través de la plataforma digital que tiene la Universidad de Tres de Febrero. En breve sale en cartel Desátame, una película que hice con Rodrígo Guirao Díaz, otra peli que hice con Luciano Cáceres que se llama Corralón, y también El Club de los Malditos, que hice con Diego Capusotto. Para marzo de 2018 tengo en carpeta hacer una de terror, mientras que espero que ojalá salga alguna temprada teatral para el verano.

Fotos: Musepic

Producción: Aldana Moreno Lusianzoff   IG: @adealdanaok / TW: @aldimoreno

Locación: Palacio San Miguel / Suipacha 84 CABA. - Tel. 5432-4477/4478

Logística: La llave de Alegra Films IG: @lallavedealegra

Maquilló y peinó: Marina Sahores para Marra Mkup

Agradecimientos:  Pascual Lococo  / Breeder´s / Grimoldi  / A pie / Tiffany / Sucederás  

TE PUEDE INTERESAR