Filtran fotos prohibidas de Emma Watson y Amanda Seyfried

Se viralizaron desde diversas redes sociales fuertes fotos pertenecientes a las taquilleras actrices. ¿Qué dijo la estrella de Harry Potter? ¡Mirá!

La flamante estrella de La Bella y la Bestia, Emma Watson, confirmó que acudirá a la Justicia tras haber sufrido el robo y la publicación en internet de una docena de fotos en las que sale probándose ropa, declaró este miércoles 15 a AFP su representante. 
 
"No son fotos desnuda"
, explicó el vocero de la actriz británica de 26 años, que indicó que las imágenes son de "hace un par de años". Sin embargo, una nueva fotografía, que pertenecería a la star, se viralizó en la web. En dicha imagen, se la vería en una bañera, con parte de su torso desnudo al descubierto. Aunque no se ve el rostro de Emma, algunas "pistas" sobre la foto indican que se trataría de la actriz.  "Se avisó a los abogados y no vamos a hacer más comentarios al respecto", sumaron desde el círculo de la exHarry Potter

"No son fotos desnuda", explicó el vocero de Watson, que indicó que las imágenes son de "hace un par de años". Sin embargo, una nueva fotografía se viralizó en la web.

Este escándalo en Hollywood tiene su antecedente, en este mismo 2017: un hombre de 29 años fue sentenciado a nueve meses de cárcel en febrero por "hackear" cuentas de celebridades en el servicio iCloud de Apple y robar información privada, incluidos videos desnudos y fotos. 

Docenas de fotos de Rihanna, Jennifer Lawrence, Kate Upton y Kirsten Dunst, entre otras famosas, fueron publicadas en 2014 como parte de este fraude electrónico. Apple reconoció que sufrió un ataque cibernético, pero negó que la causa fuera un error en su sistema. 

"Peor que ver violada la privacidad de las mujeres en las redes sociales es leer comentarios que muestran tanta falta de empatía", escribió entonces Watson, que no fue mencionada entre las víctimas en Twitter. 

En el caso de Amanda Seyfried, sus imágenes son de alto contenido erótico y no despierta dudas sobre su identidad. La bella actriz (que está embarazada de su primer hijo) evitó las declaraciones al respecto, según informa El Huffington Post, medio que pudo comunicarse con ella. En el material robado hay cerca de 22 imágenes explícitas: desnudos totales, en la ducha e, incluso, practicando sexo oral sobre una tabla de surf.