Enrique Iglesias se cortó al manipular un drone durante un recital

El cantante español jugaba con una cámara voladora en pleno concierto de Tijuana y terminó herido y ensangrentado. Aún así, continuó con el show hasta el final. ¡El video!

La irrupción de los drones en los espectáculos genera un gran desconcierto respecto a su correcto uso y las posibles reacciones de quienes lo tienen merodeando sobre sus cabezas. Una muestra de esto sucedió el sábado por la noche en Tijuana, México, cuando Enrique Iglesias (40) se cortó en los dedos, en pleno recital, al intentar manipular la cámara voladora que lo rodeaba.

El incidente tuvo lugar en la plaza de toros de Playas, en Tijuana, como parte de la gira mundial Sex&Love frente a unos 12.000 espectadores.

No es la primera vez que el hijo de Julio Iglesias intenta sujetar un drone, elemento técnico que enriquece la experiencia audiovisual de los recitales en la producción de conciertos. Salvo que esta vez, claro, sufrió una dolorosa lesión en dos dedos de su mano derecha, sangró profusamente y hasta debió recibir asistencia inmediata entre bambalinas para detener la hemorragia.

Sin embargo, Enrique hizo oídos sordos a las sugerencias para suspender el show y trasladarse a un hospital, por lo que siguió firme en el escenario otra media hora con su habitual camiseta blanca manchada de sangre, para locura de sus fans.

El propio representante del español, Joe Bonilla, destacó la predisposición del artista al compartir las imágenes desde su cuenta de Instagram: "¡Una muestra más de su profesionalismo! El espectáculo debe de continuar". Lógico que al finalizar el concierto, Enrique Iglesias fue al aeropuerto en ambulancia y se trasladó a Los Ángeles, donde lo atendió un especialista.