El destape de la cantante de Agapornis, Melina Lezcano - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El destape de la cantante de Agapornis, Melina Lezcano

Melina Lezcano:

(para ver las fotos en tamaño grande, hacé click sobre la imagen)

Cuando se unió a Agapornis en el verano pasado, quizá unos pocos confiaban en que Melina Lezcano (25) iba a lograr consolidarse como la voz femenina del conjunto formado por un grupo de amigos del La Plata Rugby Club, que hoy es referencia obligada en cada fiesta y boliche donde haya ganas de bailar. Pero al escucharla cantar, esas dudas quedaron de lado.

A poco de lanzar el tercer disco de la banda, la diosa que engalana los escenarios junto a Juan Martin Garriga Lacaze en la voz y la guitarra, Leandro Zingale en el bajo, Santiago Etchart en los timbales, Juan Cruz Costabel en el teclado, Juan Pérsico en el octapad, Agustin Cairo en guiro y Joaquín Irigoyen con la guitarra eléctrica, brindó una entrevista íntima y realizó una imperdible producción de fotos para Ciudad.com.

Y la nota viene con primicia incluida. "A fin de año lanzaremos un nuevo disco y probablemente incluya el primer tema de nuestra autoría. La idea es transmitirle al público cómo nos sentimos...", dice la bella modelo de la agencia Multitalent.

-¿Cómo fue pasar de ser una modelo a convertirte en la voz femenina de Agapornis?

-No fue tan abrupto como parece. Yo empecé desde chica con la música. De hecho a los 13 años participé de Generación Pop y quedé como integrante de la banda Scratch 8. Después me alejé un poco porque era muy chica y era mucha la presión. Fue recién a los 18 que arranqué con el modelaje, hice conducción en Fashion TV y participé del programa Re.Creo en vos de Emilia Attias. Al tiempo hice durante un año de la mala en SúperTorpe, donde también cantaba. Hasta que finalmente surgió la posibilidad de Agapornis, que fue una gran oportunidad para volver a la música, ya más grande y madura.

-Tus antecedentes hablan de una muy buena formación artística.

-Sí. Estudié comedia musical en el instituto de Reina Reech, estudio canto y siempre hice danza. Además, tengo completos los primeros tres años de comunicación social en la Uces. Para tener el título intermedio me quedarán diez materias, y para la licenciatura me quedarían dos años más. Mi idea es recibirme, pero por ahora con los tiempos que manejo entre el modelaje y Agapornis, no puedo.

-¿Cómo fue integrarte a un conjunto formado por un grupo de amigos ya consolidado?

-La verdad es que el destino quiso que me una a los chicos. El año pasado trabajaba de secretaria en Todo es posible, el programa de Julián Weich, y una compañera estaba de novia con quien maneja el marketing de Sony Music en el momento en que Belén (Condomi Alcorta) había decidido alejarse. Entonces, le comentó de mí y los chicos me googlearon, les copó mi onda y el parecido de mi voz con la de Belén. Apenas nos reunimos, pegamos buena onda. Como problemas de sociabilidad no tengo (risas), nos pusimos a hablar y hace ya más de un año que se formó una amistad con los chicos. Me uní a la bandita de rugbiers, hoy somos 8 amigos.

-¿Pudiste hablar en algún momento con Belén Condomi Alcorta, tu antecesora?

-No, de hecho quise conocer a Belén, pero no tuve respuesta alguna. Ella se fue porque quería dedicarse a sus estudios, no era del palo artístico y prefirió abrirse. Me hizo un favor (risas). ¡Pero nada de mala onda! Al contrario, ella les pidió que busquen un reemplazo y sé que le gustó mucho el disco, ella está re contenta de que Agapornis pueda seguir adelante. Porque tanto ella como su novio estaban en la banda y decidieron irse. Al principio tenía una incertidumbre terrible, también quería saber de ella, pero nunca se dio de hablarnos. El novio (Gonzalo Mendes) sí es muy amigo de los chicos, pero ya no se llevan como antes. No nos conocemos, pero está todo bien.

-La banda nació como un divertimento, pero ahora ya son muy convocantes. ¿Cómo toman esan responsabilidad y esa presión de demostrar que son mucho más que un buen producto del marketing?

-Esto ya dejó de ser un jueguito y pasó a ser nuestro trabajo. Si bien yo ya venía estudiando canto, los chicos están tomando clases, cada uno del respectivo instrumento que toca. Todos tratamos de crecer en lo artístico. No sé si es una presión, sino un objetivo de nosotros el seguir creciendo, como cualquier artista. En lo personal, lo hago porque a mí me gustaría seguir con la música, no sé qué harán los chicos después de Agapornis.

-Triunfan como una banda de covers, ¿pero les gustaría componer sus propios temas?

-Esto que te voy a contar es inédito: nosotros a fin de año lanzaremos un nuevo disco y probablemente incluya el primer tema de nuestra autoría. La idea es transmitirle al público cómo nos sentimos sobre el escenario y debajo con la gente, de eso va a tratar. Y no es que no lo hicimos antes porque no queríamos, sino que la gente nos pide covers y también Sony quiere que se respete eso. Pero tenemos ganas de probar con temas propios, aunque nuestra clave sea tocar temas conocidos y hacerlos bailables.

-¿Qué reflexión hacés de los comentarios de Pablo Lescano cuando los descalificó por estar ternados como grupo de cumbia en los premios Gardel (el rubro Mejor Album de Nuevo Artista Tropical lo ganó Nico Mattioli)?

-Nosotros crecimos escuchando Damas Gratis, nos encanta. Pero no tenemos nada que ver con ese estilo de música, se sabe que somos una cumbia pop y no tocamos en bailantas porque no hacemos esa música. Respetamos las críticas de Pablo, como también los comentarios positivos.

-¿Cómo estás a nivel personal? No abunda la información sobre tu vida privada…

-Por ahora vivo con mi familia. Estoy de novia hace un año y medio. El es un genio, también es de La Plata. ¡Pero de casualidad! No tiene nada que ver con los chicos. Es gracias a él es que estoy acá, porque me incentivó a que siguiera adelante y cuando puede me acompaña en las giras. También tengo a Félix, mi caniche toy, que es como mi hermanito menor porque lo crié como un humano ¡Adoro a los perros! Me ofrecieron colaborar con un refugio de animales y obvio que voy a ayudar. Tengo una hermanita de 10, un hermano de 26 y la mayor de 29...

-¿A qué se dedica tu pareja?

-Se llama Lucas Rodríguez, tiene mi edad (25). Tiene una productora musical con un socio, trabajan haciendo eventos con algunos municipios.

-¡Qué casualidad! Te enganchaste con un productor musical de La Plata. Mejor imposible...

-Sí, se dio todo para que termináramos juntos. Todo. De casualidad mi novio vive en La Plata y el novio de mi amiga trabajaba en Sony. Porque la realidad es que hicieron castings con varias chicas, no fui la única. Que mi novio sea de La Plata es buenísimo, porque a veces ensayamos y me quedo en su casa. Yo creo que tenía que encontrarme con Agapornis, estaba en el destino.

-A futuro, ¿te ves como madre de famila?

-Sí. De chica era re Susanita, pero ahora me gusta vivir el día a día. Estoy re enamorada de mi novio. Siento que nací para ser madre, me fascinan los chicos. Quiero ser madre joven, a los 28 años aproximadamente. Obvio que estando enamorada y en pareja, apuesto a eso. Ahora, en principio, mi intención es comprar mi propia vivienda y después veremos si se da la posibilidad de mudarme con mi novio. Laburo hace muchos años con el objetivo de tener mi casa propia.

-En tu trayectoria en el ambiente artístico, ¿algún famoso intentó seducirte o te hicieron llegar propuestas indecentes?

-No. Yo he estado rodeada de muchísima gente y jamás di espacio para que alguien me sugiera algo indigno. Tampoco tuve ninguna relación con algún famoso. Sí me han comentado cosas, pero nunca les di el pie para que avancen. Me llegaron mensajes, pero hasta ahí. Y porque otros les dieron mi número...

-Sos la única mujer en un grupo de siete hombres, ¿cómo es la convivencia?

-Siempre digo que me resulta más cómodo trabajar con hombres que con mujeres. Son más simples y sencillos. Más allá de que en los hoteles cada uno tiene su cuarto, nos juntamos a charlar y comemos juntos, porque ya se transformó en amistad. Me súper cuidan, pero ya soy una más y me tratan como si fuera un pibe (risas). Está buenísimo, es re tranquilo, las mujeres somos más complicadas. Con el que más confianza tengo es con el que primero hablé, Juan Pérsico, que de hecho está de novio con mi mejor amiga, yo le presenté a Stephanie Demner, que venía de una relación complicada... (N de la R: es la ex novia del tenista Juan Martín del Potro) . Aparte Juan es el más seriecito, estamos re conectados. Pero con todos me llevo bárbaro.

-Entonces supongo que lo tendrás cortito a Juan por tu amiga, a la vez que Stephanie los acompañará a algunas de las giras…

-¡Claro! Cuando no puede venir Lucas, viene Stephanie, así que siempre salgo ganando. Y sí, a Juan lo tengo cortito. Por suerte mi novio no es celoso y yo soy súper respetuosa, no le genero motivos para que fantasee. Además, la que debería tener celos soy yo, porque mi novio es un bombón, yo también me tengo que cuidar.

-¿Cuál de todos los reconocimientos, premios y méritos que cosecharon te enorgullece más?

-Por empezar, el millón de seguidores en Facebook. Después, que a cinco meses de haber lanzado nuestro segundo álbum, ya sea disco de oro. Y luego, el reconocimiento mundial que tenemos: nos mandan mensajes de todos lados porque nos escuchan en Italia, España, Estados Unidos, eso es re groso. Lo bueno de esta banda es que hace espectáculos sanos y nuestro público va desde bebés hasta señores de 80 años. Las mamás sobre todo nos felicitan, incluso algunas nenas me abrazaron llorando diciendo que soy su ídola. Eso es re loco.

-¿Ya te reconocen en la calle como Melina, la cantante de Agapornis?

-Es raro. Cuando me uní a Agapornis, ellos eran conocidos como cantantes, pero no los registraban por la cara. Pero este año empezamos a salir más en la tele, diarios y revistas, y hace poco les comentaba qué es impresionante el cambio. Te re reconocen en la calle.

-Dame una opinión sobre las cirugías estéticas.

-Y… Si a los 25 me tengo que hacer cirugías me pego un tiro. Lo único que hice fue agrandarme las lolas, que era mi trauma desde los 15 años y le dije a mi mamá que a los 18 me las iba a operar. Igual fue recién a los 21 y lo pagué yo, pero fue algo muy sutil.

-¿Te sentís cómoda haciendo este tipo de fotos?

-Yo no me considero una chica sexy, para nada. Si fuera por mí, me sacaba las fotos con una gorra y un jogging. No me siento nada atractiva en las poses que hago en las fotos, pero me parece que esta producción en un sitio como Ciudad.com le re suma a la banda. Que nos conozcan también desde esta manera más descontracturada. Es más, estoy segura de que si los chicos también posaban en cuero en la pile, la iban a romper. Ellos ahora están a full con el gimnasio porque en el verano vamos para Punta del Este y quieren llegar bien marcados, como dicen (risas). Al taco.

 

Fotos: Maxi Didari
Producción: Lola Levit
Make up y pelo: Gloria Malbran
Agradecimientos: Luz de Mar, Caro Cuore, Demil, Coca Cox, Laquedivas y Municipalidad de San Fernando.

TE PUEDE INTERESAR