Verónica Ojeda se fue de un móvil para no cruzarse con Claudia Villafañe: el motivo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Verónica Ojeda se fue de un móvil para no cruzarse con Claudia Villafañe: el motivo

La madre de Dieguito Fernando le dedicó duras frases a la exesposa de Diego Maradona en Pamela a la Tarde y terminó levantándose cuando la otra pidió salir al aire.

Una nota con Verónica Ojeda de Pamela a la Tarde terminó con un clásico televisivo: molesta porque Claudia Villfañe quiso salir a cruzarla en vivo, la madre de Dieguito Fernando terminó enojada y decidió marcharse del móvil. 

Verónica: "Carlos, ya se terminó. Que hable mi abogado y punto".

Todo surgió cuando Ojeda acusó a Claudia de ser la responsable indirecta de que Diego Maradona no la haya recibido en Emiratos Árabes: "Cuando fui a Dubai con mi hijo a ver a Diego no me dejaron entrar a la casa. La que no me dejó entrar fue Cecilia Ergueta, que en ese momento era amiga y socia de Claudia Villafañe", lanzó, y fue por más. "Una vez vinieron con unos papeles a mi casa para que Diego firme y da la casualidad que ese era el famoso testamento trucho que ellos hicieron", aseguró, molesta.

Claudia: "No salgo de mi asombro de todas las cosas que estoy escuchando. Al único que dejamos mal parado es a Diego".

Pero cuando Carlos Monti, reemplazando a Pamela David en la conducción, anunció que la exesposa del Diez estaba en una comunicación telefónica, Verónica no lo dudó un segundo: "Carlos, ya se terminó. Que hable mi abogado y punto", dijo, momento en el que se sacó el micrófono, saludó a los que estaban en el lugar, se puso la cartera y se marchó.

"No salgo de mi asombro de todas las cosas que estoy escuchando. Esto da más que hablar a ustedes que son los que les gusta este lío sobre qué dice una y qué dice la otra. Al único que dejamos mal parado es a Diego", fue lo primero que dijo Claudia, pero Verónica ya se había sacado el auricular. "Lamentablemente Verónica se está yendo", describió el periodista las imágenes de Ojeda despidiéndose. "Bueno, no importa. No debe tener ganas de cruzarse y no pasa nada. No me debe querer escuchar tampoco", dijo por su parte la madre de Dalma y Gianinna. ¡Picantísimo!

TE PUEDE INTERESAR