Tini Stoessel contó cómo fue su primer encuentro con Pepe Barroso Silva: "Me tenía que besar para el clip y mi papá estaba mirando... ¡demasiado atento!"

La actriz participó de la transmisión especial de Perros de la Calle en Madrid y reveló detalles de su relación con el español. ¡Mirá!

Mica Levitt

Súper enamorada y con su relación cada vez más afianzada, Tini Stoessel (19) fue la invitada especial de la trasmisión de Perros de la Calle (lunes a viernes de 10 a 14 hs. por FM Metro) desde Madrid.

La talentosa actriz y cantante se refirió a su noviazgo con el modelo español Pepe Barroso Silva (20), que ya lleva alrededor de ocho meses.

Tini reveló, con lujo de detalles, cómo conoció a su actual pareja: "A los galanes de mi video los elijo yo. En este caso faltaban tres días para hacer Great Escape y le dije a la productora que no estábamos encontrando al chico. Ella me dice: '¿Te acordás que te conté que conocí al amor de tu vida en Los Ángeles? Le voy a preguntar si está disponible'. Entonces quise ver mínimamente una foto, me pasaron un video y dije que sí. De verdad fue sin intención de mi parte. Lo llamaron y aceptó. Cuando lo vi no sé si fue amor a primera vista... Tuvo que laburar, ja, ja".

Alejandro Stoessel, productor y padre de la protagonista de Violetta, también estaba presente en el estudio y agregó: "El primer día de grabación Martina me decía 'papá, andate que me da vergüenza', porque se tenían que besar para el video".

Tini: -¡Sí! Me tenía que besar y él estaba mirando demasiado atento. Me decía "pero está todo bien, yo trabajo de esto".

Alejandro: -Me fui al final, ja, ja.

Tini: -Mamá se quedó, estaba sacando fotos en medio de esa situación.

Además, Tini reveló: "Fuimos a cenar después de grabar el video. Creo que yo me pedí un bife con puré, algo así, y él quizás una hamburguesa, fue en el hotel me parece. ¡No saben lo bueno que es! ¡Es lo más! Estábamos tranquilos, nos empezamos a conocer, a charlar. Esa noche no nos besamos en 'la realidad', pero ya nos habíamos besado en la ficción. Al principio era algo medio imposible porque él vivía en Los Ángeles y yo en Argentina.  Justo se dio la casualidad de que a las dos semanas me tuve que ir a México y él viajó a verme, porque está más o menos a tres horas de Los Ángeles".