La revancha de Jennifer y el divorcio de los 400 millones de dólares

A veces la realidad supera la ficción. Y otras, es premonitoria.

Ángel De Brito

A veces la realidad supera la ficción; y otras, la ficción es premonitoria. El triángulo amoroso de Brad Pitt (52), Jennifer Aniston (47) y Angelina Jolie (41) fue la comidilla de la prensa durante los últimos 12 años. Y no era para menos: la "pareja perfecta" de Jen y Brad explotó por los aires cuando Pitt se cruzó en un set con Jolie.

Tras la escandalosa infidelidad y los años de sinsabores de la dejada con sus nuevas parejas, los tres fueron protagonistas de esta historia. Los tabloides del mundo novelaron la realidad de tres de las estrellas más poderosas de Hollywood.

Ahora la telenovela pegó un inesperado giro. El año pasado Aniston se casó; y éste, Angelina pidió el divorcio. En medio de todo esto, el botín de guerra son los seis hijos, de entre 15 y 8 años. Según informan los medios, los expedientes de divorcio señalan que Angelina quiere "proteger psicólogicamente a los niños" y "no reclama cuota alimentaria". Pero también habla de otros motivos como "el abuso de sustancias que provocaban la ira del actor y las diferentes formas de enfocar la educación de sus hijos". 

Hace una semana, la "Rosenfeld de Hollywood" (Laura Wasser) presentó la denuncia ante los Tribunales, planteando ordenar la situación familiar, estipular visitas, cuidar la psicología de los menores y establecer la separación de bienes. El exmatrimonio se disputa los 400 millones de dólares recaudados en esta docena de años de pareja. Wasser es especialista en lograr excelentes acuerdos y tiene en su currículum a las exparejas de Antonio Banderas y Melanie Griffith, Tom Cruise y Nicole Kidman, Jennifer Garner y Ben Affleck, y hasta la misma Angelina y Billy Bob Thornton.

Una semana atrás, la "Rosenfeld de Hollywood" (Laura Wasser) presentó la denuncia ante los Tribunales, planteando ordenar la situación familiar, estipular visitas, cuidar la psicología de los menores y establecer la separación de bienes. El exmatrimonio se disputa los 400 millones de dólares recaudados en esta docena de años de pareja. Wasser es especialista en lograr excelentes acuerdos y tiene en su currículum a las exparejas de Antonio Banderas y Melanie Griffith, Tom Cruise y Nicole Kidman, Jennifer Garner y Ben Affleck, y hasta la misma Angelina y Billy Bob Thornton

En 2004, Pitt dejó a Aniston para comenzar su pareja con Jolie, de la cual se enamoró en la filmación de Mr. And Mrs. Smith. En 2014 se casaron y un año después comenzaron una crisis que finalmente fue terminal, y coincidió con la filmación de la segunda película juntos: Frente al mar. En esta historia justamente se cuenta la crisis de una pareja espléndida que no puede remontar su matrimonio. Este drama fue dirigido y escrito por la actriz.

La cinta fue un fracaso absoluto para ambos actores taquilleros: la recaudación representó un tercio de lo que costó. Un golpe durísimo para la carrera de ambos, para sus egos y finalmente para su vida privada. Sin embargo, planeaban una revancha con la adaptación del libro First They Killed My Father: A Daughter of Cambodia Remembers, que cuenta la historia de los supervivientes del genocidio del régimen de los Jemeres Rojos en Camboya (lugar de origen de Maddox, uno de los tres hijos adoptivos de la dupla). Esta producción contaba con la producción de Netflix, pero por supuesto quedó en la nada.

Mientras tanto, la otra cara de este triángulo, la que fue hasta ahora "la perdedora", vive en total felicidad su matrimonio con Justin Theroux, con el que se casó en secreto un año atrás. También con papeles que le otorgaron prestigio como en Cake y cintas taquillera como Enredadas... ¡pero felices! (la última de Gary Marshall). Y en el día del divorcio de su ex, Jennifer fue la protagonista inesperada en las redes sociales con una gran cantidad de mensajes y chistes revanchistas a favor de la popular actriz de Friends.

Las vueltas de la vida.