Paz Cornú y la polémica por los partos domiciliarios: "Parí en casa, con responsabilidad y la aprobación de mis médicos" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Paz Cornú y la polémica por los partos domiciliarios: "Parí en casa, con responsabilidad y la aprobación de mis médicos"

La diseñadora, madre de Milan e Italo, habló de su experiencia y explicó por qué pudo tener a sus hijos sin anestesia.

Paz Cornú y la polémica por los partos domiciliarios. (Foto: revista Gente)

El 5 de julio pasado, en la intimidad de su casa de Belgrano, Paz Cornú (37) dio a luz a Italo, su segundo hijo fruto de su relación con el empresario Jorge Basile. En medio de la recurrente polémica por el riesgo de los partos domiciliarios, la diseñadora (que también es madre de Milan, de 1 año y 4 meses) contó detalles de su experiencia y sus partos sin anestesia.

"Sé que hay casos de mujeres que perdieron sus bebés en partos domiciliarios, pero creo que si uno hace todos los estudios y toma las precauciones debidas, no debería haber riesgos".

“Mi equipo fue tan profesional que a los cinco minutos del parto ya estaba todo impecable como siempre. Quería que mi bebé naciera en un ambiente tranquilo y sin el estrés de una clínica. Estuve asistida por mi médico, dos parteras y una ambulancia en la puerta por cualquier complicación”, contó Paz a la revista Gente.

"A mí no me duelen las contracciones. Las controlo con la respiración y se transforma en un dolor placentero. De ahí que mis partos fueron sin anestesia".

Consciente de los riesgos, Cornú explicó: “Sé que hay casos de mujeres que perdieron sus bebés en partos domiciliarios, pero creo que si uno hace todos los estudios y toma las precauciones debidas, no debería haber riesgos. Yo, la misma mañana que nació Italo, me había hecho una ecografía y él estaba encajado cabeza abajo, tenía el peso que debí tener, todo venía bien. Parí en casa, con responsabilidad y la aprobación de mis médicos”.

La diseñadora practica yoga desde hace muchos años y contó cómo la disciplina la ayudó. “A mí no me duelen las contracciones. Las controlo con la respiración y se transforma en un dolor placentero. De ahí que mis partos fueron sin anestesia. Si uno se conecta con el cuerpo y se predispone a aceptar lo que viene, no es tan doloroso, sino una hermosa experiencia”, reveló Paz.

TE PUEDE INTERESAR