La palabra de Adrián Cormillot tras la polémica y posible renuncia de Alberto de Cuestión de Peso: "Si mi viejo no sigue, va a faltar credibilidad, y se va a terminar el ciclo" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La palabra de Adrián Cormillot tras la polémica y posible renuncia de Alberto de Cuestión de Peso: "Si mi viejo no sigue, va a faltar credibilidad, y se va a terminar el ciclo"

El doctor reconoció que su padre se sintió molesto porque "nadie habló todavía sobre la salud de los chicos"

Tras la posible renuncia del Alberto Cormillot de Cuestión de Peso, la palabra de su hijo (Foto: Web)

La participación de Alberto Cormillot en las ediciones de Cuestión Peso ya son un clásico. Sin embargo, en los últimos días, la presencia del doctor estaría en peligro tras unas diferencias de ideas sobre el contenido del ciclo.

Así quedó reflejado en una respuesta del profesional a un informe que difundió Bendita, el ciclo que conduce Beto Casella en elnueve, donde se preguntaban si el médico estaba distraído durante la transmisión. "No estoy distraído. Me aburre el programa. Su contenido y publicidades no tienen que ver con la idea original", fue el primer tweet que disparó Alberto en su Twitter

"Mi viejo quedó muy caliente porque el programa se fue a la mier.., está bien el reality, pero nadie habló todavía sobre la salud de los chicos”.

"Estoy viendo como terminar pronto. Es una vergüenza por la que pido disculpas al público y a los que padecen sobrepeso", agregó, antes de optar por borrar todas sus publicaciones de la red social.

Ahora quien salió a hablar del tema fue su hijo Adrián, quien también forma parte del panel: “En los comienzos, cuando el programa realmente funcionaba de manera saludable, había un equilibrio perfecto en lo que es reality, y el contenido de salud. Se había logrado que fuera un programa atractivo, que lo vean, con historias de vida y con las peleas de los participantes, y  hablar de salud de una manera entretenida y útil. En ese sentido le servía a los participantes y a la población en general que miraba el programa”, remarcó en diálogo con Moskita Muerta que se transmite por La Once Diez.

“La televisión de ahora es más voraz, comparada con el 2008. En el 2014 fue bastante quilombo, con bastante barro, pero sin embargo ahí mi viejo seguía bancando la parada. La primer temporada era un 50-50 reality y salud, después se convirtió en un 70-30, ahora es un 95-5. Han sabido respetar a mi viejo, pero la última vez se estaba derrapando todo y terminamos mal. Mi viejo quedó muy caliente porque el programa se fue a la mier.., está bien el reality, pero nadie habló todavía sobre la salud de los chicos”, agregó, tajante.

Creo que ahora el programa perdió el espíritu, quieren que sea lo más largo posible. Pero si mi viejo no sigue, va a faltar credibilidad, y se va a terminar el ciclo".

Por otro lado, dejó en claro que entiende que estas cuestiones son decisiones de producción: “Está bien la producción, pero mi papá está enojado, hinchado las pelotas, molesto porque el programa se va a la mierda. La producción tiene un leitmotiv de hacia dónde va el programa, el protagonismo del panel de notables, está bien, pero se tiene que respetar la base de todo que es un mínimo de un 25% de salud, y no se está respetando”. 

Por último, fue contundente con su opinión: “Mi viejo es muy sensible, en su momento tuvo problema con todos los conductores del programa, es algo lógico en un programa con tanta tensión, tantos problemas. Pero creo que ahora perdió el espíritu, quieren que el programa sea lo más largo posible. Pero si mi viejo no sigue, va a faltar credibilidad, y se va a terminar el ciclo”, cerró.

TE PUEDE INTERESAR