Pablo Echarri, durísimo con Andrea del Boca: "Se crió en una caja de cristal; a mí me parece que le falta mucha calle" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Pablo Echarri, durísimo con Andrea del Boca: "Se crió en una caja de cristal; a mí me parece que le falta mucha calle"

El actor salió con los tapones de punta con su colega, quien tras escucharlo en Intrusos le contestó con dureza. Video.

Por más que la ideología haya encontrado a Pablo Echarri (47) y Andrea del Boca (51) militando en el mismo espacio y en las primeras planas, una disputa económica los puso en veredas opuestas. Sucede que Pablo es miembro de la comisión directiva de la Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes (Sagai), entidad de la que Andrea se separó junto a otros artistas para formar InterArtis, organismo paralelo con el objetivo de cobrar regalías del exterior por la emisión de ficciones nacionales.

Sentado en el living de Intrusos, el marido de Nancy Duplaá abundó en precisiones respecto del litigio y luego reflexionó sobre su colega: "Andrea fue contratada para hacer dos novelas en Canal 7, emisora que veía en la ficción argentina una forma de valorizar la pantalla. Esta forma de establecer contratos yo la veía peligrosa y contraproduciente. A mí no me lo ofrecieron, pero de haberlo hecho no lo hubiese agarrado porque seguramente perdía más de lo que ganaba".

"Andrea se crió en una caja de cristal, creo que muy pocas veces tuvo acceso a lo que es el mundo hacia ella y darse cuenta qué es lo que significa empeñar una palabra. Le falta calle".

Cuando en el estudio le comentaron que Del Boca relativizó los subsidios que había recibido del Estado nacional a través de la Universidad Nacional de San Martín, Echarri disparó: "La conozco desde hace muchos años a Andrea. No me sorprende que haya hecho eso. Porque creo que por la forma en que Andrea ha vivido su vida la ha acercado muy poco a caminar la calle. Andrea se ha criado dentro de una caja de cristal, donde creo que muy pocas veces ha tenido acceso a lo que es el mundo hacia ella y darse cuenta qué es lo que significa empeñar una palabra, un pensamiento. Las consecuencias que puede llegar a traer ese empeño, pero también las virtudes y ganancias que puede llegar a tener. A mí me parece que le falta mucha calle".

Echarri: "El pago con el que constituimos Sagai fue de 900.000 euros. Andrea nunca estuvo de acuerdo que eso se use para constituir una entidad, quería que le dieran el total de ese dinero".

Más tarde, Pablo explicó su versión del cortocircuito monetario que tuvo con Andrea: "Ella tiene un encono muy grande con nosotros porque el primer pago con el que constituimos Sagai fue de 900.000 euros. Nos dimos cuenta de que para dar una señal política, debíamos utilizar una parte para constituir la entidad. Alquilar una casa, folletería, etcétcera, y repartimos una gran cantidad. Andrea nunca estuvo de acuerdo que ese dinero se utilizara para constituir una entidad, quería que se le liquidara el total de ese dinero, donde también había dinero mío y de otros compañeros. Andrea en ese momento tuvo una posición personalista en pos de sus intereses".

Echarri: "Después hubo un problema cuando ella vino a pedir un dinero a Sagai que a ella le figuraba que no se lo habían girado, y en realidad ese dinero ya lo habían retirado".

Acto seguido, Echarri lanzó: "Después hubo un problema cuando ella vino a pedir un dinero a Sagai que a ella le figuraba que no se lo habían girado, y en realidad ese dinero ya lo habían retirado. No ella. No quiero ahondar… Alguien cerca de ella retiró el dinero, muy cerca de ella...". Ahí, Jorge Rial se asombró por el tenor de las declaraciones.

Andrea del Boca: "España les pagó 50.000 euros y ellos me pagaron 5.000 pesos. Antes de hablar de un hombre honorable, como mi padre, debería preocuparse por hacer más transparente la gestión de Sagai".

Al final del programa, Andrea del Boca se comunicó con Marina Calabró para salir al cruce de Pablo Echarri, y la panelista leyó el mensaje que le envió la actriz: "Esa persona habla de mi padre que es un señor. Mi padre es mi representante de toda la vida. ¿Creen que me va a estafar? España les pagó 50.000 euros y a mí me pagaron 5.000 pesos argentinos. Antes de hablar de un hombre honorable, como mi padre, debería preocuparse por hacer más transparente la gestión de Sagai".