Natalia Oreiro, tapa de la revista Gente, en un viaje transformador a Kenia: "Un niño indefenso es eso en Nairobi o en Chaco; nadie es ajeno a su dolor" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Natalia Oreiro, tapa de la revista Gente, en un viaje transformador a Kenia: "Un niño indefenso es eso en Nairobi o en Chaco; nadie es ajeno a su dolor"

La actriz estuvo como embajadora de Unicef y desde allí compartí las sensaciones que le dejó la experiencia.  

Natalia Oreiro, tapa de la revista Gente, en un viaje transformador a Kenia: "Un niño indefenso es eso en Nairobi o en Chaco; nadie es ajeno al dolor de un niño" Foto: Revista Gente

"El viaje a Kenia fue un mazazo en la conciencia", dice Natalia Oreiro (40) al comienzo de su relato en la revista Gente, en donde describió el transformador viaje que realizó a África con fines solidarios y, en lo personal, enriquecedor para el alma. 

Hace seis años que la actriz es embajadora de Buena Voluntad de Unicef para el Río de la Plata y su accionar le valió para que la inviten a vivenciar y compartir otras realidades de niñez y adolescencia flageladas por la desnutrición, una de las tantas consecuencias de la peor sequía en 35 años, declarada "desastre nacional" por afectar a más de 3 millones de personas. 

"Esos niños me llenaron el alma. Me hablaban de la importancia del estudio porque les permitirá expresarse y hacerse respetar frente a su peor enemigo: la pobreza extrema".

 

Dentro del amplio recorrido, Natalia visitó la escuela primaria Marura, en Korongocho, y de su interacción con los niños y su realidad, resaltó: "Esos niños me llenaron el alma. Me hablaban de la importancia del estudio porque les permitirá expresarse y hacerse respetar frente a su peor enemigo: la pobreza extrema", contó Oreiro, emocionada por su propio aprendizaje. 
 
Evocando lo recientemente vivido, Oreiro también relató una lección que se le hizo lema: "En un paseo por Nairobi me sucedió algo muy conmovedor. Iba sentada como copiloto en el auto, porque siempre me gusta charlar con quien me lleva. Era un chico de 20 años, con un nombre tan difícil de recordar como de pronunciar. Nos contamos sobre nuestros orígenes y familias. Y al preguntarle ¿te gusta vivir en Nairobi?, me respondió: '¡Me encanta! Porque aquí hay muchas oportunidades'. Mientras yo, desde mi ventanilla veía asentamientos de emergencia, gente entre basurales y cloacas a cielo abierto; él, tan orgulloso, veía 'oportunidades'. ¡Y nosotros a veces nos quejamos por cada estupidez, en vez de agradecer las ‘oportunidades’! Él me enseñó a pesar de la más extrema pobreza que no todo está perdido". 

"No voy a justificar mi acción contando todo lo que hago sin publicidad. Hoy pongo mi energía en difundir este mensaje, que traigo desde muy lejos: un niño indefenso es eso, en Nairobi o en el Chaco".

 

A sabiendas de que su viaje solidario a Kenia podría ser foco de cuestionamientos del tipo '¿por qué viajás a África habiendo tantos chicos desnutridos acá?', Natalia contestó: "Será quien considera que mejor que hacer es opinar. No voy a justificar mi acción contando todo lo que hago sin publicidad. Hoy pongo mi energía en difundir este mensaje, que traigo desde muy lejos: un niño indefenso es eso, en Nairobi o en el Chaco. Somos un todo y debemos cuidarnos entre todos. Nadie es ajeno al dolor de un niño, viva donde viva". 

¡Las fotos del paso de Natalia Oreiro por África!

Fotos: revista Gente.

TE PUEDE INTERESAR