Morena Rial, a un año de realizarse un bypass gástrico y bajar 45 kilos: "Si creés que se puede, entonces, se puede" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Morena Rial, a un año de realizarse un bypass gástrico y bajar 45 kilos: "Si creés que se puede, entonces, se puede"

La hija de Jorge Rial abrió su corazón en una sentida carta en la que dejó en claro sus pensamientos ante su lucha contra la obesidad y la discriminación. 

El mensaje de Morena Rial a un año de realizarse un bypass gástrico

Un año atrás, y luego de un largo proceso, Morena Rial (18) decidía darle batalla a la obesidad a través de una operación: el 12 de julio, la hija de Jorge Rial se puso en manos de profesionales del Sanatorio Finochietto para hacerse un bypass gástrico para así poder mejor su calidad de vida y, sobre todo, optimizar su salud. ¡Y lo logró! 

El tiempo pasó y, con la constancia, Morena no sólo tuvo una intervención exitosa, sino que fue alcanzando sus metas. A doce meses del hecho, la joven recordó el proceso que transitó y dio detalles de su feliz presente tras el bypass, a través de una carta a corazón abierto.  

"Hoy, 12 de julio, a un año de mi operación, con 45 kilos bajados y 10 kilos que me quedan por bajar, vivo una realidad que jamás pensé poder lograr".

"Hoy, 12 de julio, a un año de mi operación, con 45 kilos bajados y 10 kilos que me quedan por bajar, vivo una realidad que jamás pensé poder lograr o una meta que pensé imposible poder realizar y, sin embargo, con esfuerzo y mucho, mucho, sacrificio pude. Estoy muy agradecida con la vida, con mi familia, con mis amigos, porque jamás me soltaron la mano y supieron entender desde mi mejor sonrisa hasta mi mayor cara de culo, por estar en mis dolores, llorar conmigo, divertirnos, gritar de alegría y de emoción. Fue una decisión difícil de tomar, ya que mi vida estaba en riesgo, pero nunca me sentí tan segura de hacerlo porque sabía que yo era más fuerte e iba a poder superar eso. Desde muy chica me tocaron situaciones difíciles en las que tuve que hacerme de coraje y salir. Y pude. Y acá estoy, a veces me ponía muy mal, con el bullying, con los maltratos, tanto físicos como psicológicos, pero entendí que todo el mundo juzga y se cree perfecto y nadie se mira a sí mismo. Tengo una realidad, y es que con 45 kilos bajados, la piel que sobra me la voy a tener que operar y hacerme una reconstrucción, por eso tengo la panza todavía. Lo aclaro porque la gente me sigue diciendo “gorda”, un adjetivo calificativo muy triste y denigrante que a esta altura de mi vida no me pesa más, porque después de tanta lucha contra la obesidad me di cuenta que tener kilos de más no te hace mejor persona, y tantos kilos que bajé me hacen creer que todo se puede. Gracias a todos, gracias a mi papá, a mi novio, aunque me haya puesta de novia hace 8 meses lo conocía desde antes y siempre estuvo, y eso se valora, porque él me quiso con muchos kilos de más, me eligió, me protegió y hoy en día me sigue eligiendo. Me protege y me cuida mucho, mucho. Y a mi única mejor amiga Martu, gracias infinitas por el apoyo; y a los que bardean les agradezco de igual forma porque me hicieron ver una realidad que no veía. GRACIAS POR TODO EL CARIÑO Y AFECTO. A través de las experiencias se pierde el miedo; y lo más importante es revelarse y dar a conocer todo lo que uno es, ha sido y será en esta larga estadía… Soy muy feliz y estoy muy contenta con mis logros. Si creés que puedes, entonces, puedes. SEAN MUY MUY FELICES", escribió Morena en Instagram, sin rodeos y mucha madurez.

Hoy, 1️⃣2️⃣ de julio, a un año de mi operación, con 45 kilos bajados, 10 kilos que me quedan por bajar, una realidad que jamás pensé poder lograr o una meta que pensé imposible poder realizar que sin embargo con esfuerzo y mucho mucho sacrificio pude. Estoy muy agradecida con la vida, con mi familia, amigos, porque jamás me soltaron la mano y supieron entender desde mi mejor sonrisa hasta mi mayor cara de culo, por estar en mis dolores, llorar conmigo y divertirnos y gritar de alegría y de emoción. Fue una decisión difícil de tomar, ya que mi vida estaba en riesgo, pero, nunca me sentí tan segura de hacerlo, porque sabía que yo era más fuerte e iba a poder superar eso. Desde muy chica me tocaron situaciones difíciles, que tuve que hacerme de coraje y salir, pero pude, y acá estoy, a veces me ponía muy mal, con el bullying, con los maltratos, tanto físicos como psicológicos, pero entendí que todo el mundo juzga y se cree perfecto y nadie se mira a sí mismo. Tengo una realidad, y es que con 45 kilos bajados, la piel que sobra me la voy a tener que operar y hacerme una reconstrucción por eso tengo la panza todavía, lo aclaro porque la gente me sigue diciendo “gorda” un adjetivo calificativo muy triste y denigrante que a esta altura de mi vida no me pesa más, porque después de tanta lucha contra la obesidad me di cuenta que tener kilos de más no te hace mejor persona, y tantos kilos que baje me hacen creer que todo se puede. Gracias a todos, gracias a mi papa, a mi novio, aunque me haya puesta de novia hace 8 meses lo conocía desde antes y siempre estuvo y eso se valora, porque el me quiso con muchos kilos de más, me eligió, me protegió y hoy en día me sigue eligiendo, me protege y me cuida mucho mucho, a mi única mejor amiga Martu, Gracias infinitas por el apoyo, y a los que bardean les agradezco de igual forma porque me hicieron ver una realidad que no veia. GRACIAS POR TODO EL CARIÑO Y AFECTO💕A través de las experiencias se pierde el miedo, y lo más importante es revelarse y dar a conocer todo lo que uno es, ha sido y será en esta larga estadía… Soy muy feliz, y estoy muy contenta con mis logros✨🙌🏼💕💋👑 Si crees que puedes, entonces puedes❤SEAN MUY MUY FELICES 🌸

Una publicación compartida de ♡More Rial♡ (@moreerial) el

 

TE PUEDE INTERESAR