Mirtha Legrand calificó de "estúpido" a Majul por las condiciones para ir a su mesa, y el periodista le respondió: "Que se enoje, tiene que tener una mínima reciprocidad"

El conductor de La Cornisa le pidió que ella fuera a su programa. Luego dijo que quiere ir a Almorzando... solo y con su perro. El ida y vuelta.

¿Hay alguien que no quisiera sentarse a la mesa de Almorzando con Mirtha Legrand? Sí, Luis Majul. Claro, después de haber compartido varias comidas con la diva. El último fin de semana, Mirtha Legrand expuso las diferencias que tiene con el periodista, cuando le reprochó en la cara a Ari Paluch que el conductor de La Cornisa se niega sistemáticamente a aceptar sus cordiales invitaciones: "Aquí no quiere venir a este programa. Quiere yo que yo vaya y yo no voy a ningún programa. 'Entonces, si vos no venís, yo no voy'. ¿Viste esa cosa? Hace años que no viene. Lo llaman y lo llaman. Y la última vez dijo 'no me llamen más'. Bueno, chau, fuiste".

Enterado del enojo de Mirtha porque Majul no acepta su invitación al programa si ella no va al suyo, el periodista pidió -irónicamente- sentarse a la mesa solo y con su perro, a lo que la conductora le devolvió: "¿Qué perro? ¿Tiene un perro? Que estúpido, es un estúpido".

Enterado de las palabras de la Chiqui, Majul pidió -irónicamente- sentarse a la mesa solo y con su perro, a lo que la conductora le devolvió: "¿Qué perro? ¿Tiene un perro? Que estúpido, es un estúpido".

Tanto en su programa de La Red como en Por si las Moscas, ciclo radial de La Once Diez, el periodista hizo su descargo: "Fui varias veces a almorzar y a cenar con Mirtha, y siempre me encantó. Un día le dije muy tranquilo a su producción, y también a Mirtha, 'la próxima vez me gustaría que cuando vaya a almorzar o cenar, me permitan grabar a Mirtha para entrevistarla yo a ella'. Se lo dije después de la enésima vez que me invitó".

"Es cierto que me invitan casi todos los fines de semana y yo les digo que no. Les vuelvo a proponer… Si Mirtha se enoja, que se enoje. Estamos todos grandes, estamos todos bien", agregó Majul. "Creo que le hice un homenaje a Mirtha en Márgen del Mundo (N de la R: una muestra permanente sobre los últimos 40 años del periodismo argentino), porque es una grande y se lo sigue mereciendo. Es una grande de verdad. Pero superioridad moral, entre comillas, y mínima reciprocidad tiene que tener. Aunque sea una gran estrella, que yo la respeto, la reconozco y admiro, etcétera".

Majul: "Fui varias veces a almorzar y a cenar con Mirtha, y siempre me encantó. Un día le dije a su producción, y también a Mirtha, 'la próxima vez me gustaría que cuando vaya a almorzar o cenar, me permitan grabar a Mirtha para entrevistarla yo a ella'. Se lo dije después de la enésima vez que me invitó".

Al final, Luis Majul le dedicó una divertida advertencia a Mirtha Legrand: "Me dijeron que dijo ‘fuiste’. Ella va a poder seguir haciendo esos programas espectaculares sin mí, y yo voy a poder seguir haciendo La Cornisa sin ella. Hasta que ella me invite, vaya, me deje entrevistarla, grabarla y nos divertiremos ambos. Si no sucede, Mirtha, habrás ‘ido’ vos también. ¡Fue en chiste!".