Miguel Ángel Solá, muy duro con su ex, Blanca Oteyza: "Desde que nos separamos, entorpeció mucho la relación con mis hijas, no tuve manera de ser papá" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Miguel Ángel Solá, muy duro con su ex, Blanca Oteyza: "Desde que nos separamos, entorpeció mucho la relación con mis hijas, no tuve manera de ser papá"

El prestigioso actor sorprendió con sus declaraciones a revista Caras, en las que critica a la actriz española con quien vivió 17 años de amor.  

Miguel Ángel Solá y su conflictiva separación de Blanca Oteyza.

Famoso por su talento sobre las tablas, Miguel Ángel Solá (67) también ha sido noticia en los últimos años por su noviazgo con la bellísima actriz española Paula Cancio, 35 años menor que él y con quien es papá de Adriana (2).

Pero Paula no ha sido la única europea que conquistó a Solá: el actor estuvo 17 años con la española Blanca Oteyza y juntos tuvieron dos hijas, María Luz (20) y Cayetana (16).

En una entrevista íntima con Caras, Miguel Ángel sorprendió al revelar que la separación con Blanca se dio en muy malos términos.

"Como papá fui muy bueno hasta que nos separamos. Luego, no tuve manera de serlo. Ella (Blanca) entorpeció mucho la relación con mis hijas".

La confesión llegó cuando el periodista le recordó que antes de ser papá, había aseverado que no quería traer hijos al mundo. Entonces, Solá dijo: “Es más, era capaz de decir que no quería traer ‘esclavitos’ al mundo. Pero Blanca un día me dijo ‘yo te voy a dar un hijo’ y le dije que sí. Pensaba, le vamos a poner ‘Mandraque’, porque mis espermogramas decían que tenía el 70 % de los espermatozoides muertos, y el 30 % sin movimiento. Pero llegaron María Luz y Cayetana. Como papá fui muy bueno hasta que nos separamos. Luego, no tuve manera de serlo. Ella entorpeció mucho la relación con mis hijas".

¿Ella fue quien le planteó la separación y lo dejó de amar? “Sí, claro, sí… Sabés, yo tengo dibujos de mis hijas de todas las edades donde me dicen que me quieren, que me aman, que me adoran, que soy el mejor papá que existe. No sé si fui un papá compinche. Nunca las he obligado a nada. Ni las voy a obligar. A veces pego un grito: ‘Ehhh’, pero en general les hablo bajito”.

Al ser consultado sobre si tiene algún tipo de vínculo con Oteyza, fue contundente: “No, ninguno. Y por mi parte, nunca lo va a haber”.  

 

TE PUEDE INTERESAR