Marcelo Cosentino, harto de Nazarena Vélez, contó el episodio por el cuál dejó de parecerle "encantadora" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Marcelo Cosentino, harto de Nazarena Vélez, contó el episodio por el cuál dejó de parecerle "encantadora"

El director teatral salió con los tapones de punta contra su expareja y manifestó su hastío por la presunta obsesión de la mediática.

Los poco más de dos meses de relación entre Nazarena Vélez y Marcelo Cosentino durante el verano generaron un sinfín de escándalos, públicos y privados, que llegará a Tribunales. Muy ofuscado y sin paciencia, el exdirector de Leonas salió con los tapones de punta en Intrusos a confirmar que contrató a Fernando Burlando para iniciarle acciones legales a la actriz por la presunta obsesión y acoso telefónico de la que fue víctima.

"Me hinché porque no puede ser que te llamen a las 5 de la mañana durante semanas, con llamadas fuera de los parámetros de normalidad, con gritos gente sacada, escándalo, por algo con lo que uno no tiene nada que ver. El tema es muy claro. Dejemos de hablar todos, vayan a la telefónica, yo de hecho ya pedí (los registros de llamados a mi celular). Pidan la lista de llamadas en la telefónica, no te pueden llamar todos los días a la madrugada amenazándote, a las puteadas y gritando. No se puede vivir así".

Sin vueltas, Cosentino expresó: "Me hinché las pelotas porque no puede ser que te llamen a las 5 de la mañana durante semanas, con llamadas fuera de los parámetros de normalidad, con gritos de gente sacada, escándalo, por algo con lo que uno no tiene nada que ver. El tema es muy claro. Dejemos de hablar todos, vayan a la telefónica, yo de hecho ya pedí (los registros de llamados a mi celular). Pidan la lista de llamadas en la telefónica, no te pueden llamar todos los días a la madrugada amenazándote, a las puteadas y gritando. No se puede vivir así. Elegí a Fernando Burlando (como abogado) porque es el mejor. Tengo las bolas al plato de que me metan en algo en donde no abrí la boca. Mi pecado es haber hecho una foto par Gente. Bueno, perdón. Qué más tengo que decir. Me lo pidió (Nazarena), fui, y me fui. No tienen ni una declaración mía hablando de ella".

Furioso, el artista continuó: "Con Nazarena salimos desde noviembre hasta mediado de enero. Hasta que apareció Gonzalo a cuadro y me fui. Desde ese momento que le estoy pidiendo de buena manera que no me nombre más, no sólo a ella sino también a su familia. Yo me había ido de Mar del Plata y ella seguía haciendo notas del triángulo amoroso, que no existía porque me había ido a la mier…. Yo me la recontra banqué y no salí a decir nada. Me banqué que me forreen en todos lados, empezando por ella, por el tweet ese, que ni siquiera fui yo. Obvio que fue ella. Ese mismo día puse dos tweets que decía que no teníamos nada que ver uno con el otro, que teníamos una relación laboral. Esa noche estábamos cenando, dejé el celular y fui al baño, volví y había un tweet. Cuando me di cuenta, no tenía opción. ¿Iba a exponer esta situación?".

La pregunta final de Jorge Rial, respecto de qué sucedió para que cambie de opinión sobre Nazarena Vélez, terminó de hacer explotar la sinceridad brutal de Marcelo Cosentino: "En el momento en que yo estaba en la playa con los hijos, y ella estaba con otro tipo y me di cuenta dejó de ser un encanto. Así, claramente".

Para dar testimonio de su padecer, Cosentino confesó: "Tengo todos los teléfonos que desconozco bloqueados, no se puede vivir así, con llamados a las 5 de la mañana, yo tengo un hijo, duermo con él y me ve alterado. Estoy harto. (…) No te pueden amenazar con esa impunidad. No se puede meter más con mi mujer. (…) Es muy gracioso escuchar a Nazarena de que Laura sale a hablar, cuando salió a hablar porque le pusieron una foto con cuernos. ¿Me están cargando?".

A todo esto, Rial consultó respecto de la posible reacción de Nazarena: "No me importa cómo reaccionará, porque es tan aplastante todo lo que ha sucedido en cuanto a que es fácil de corroborar, que no me importa. Imagino que va a salir a decir barbaridades, porque es su estilo. Pero no me preocupa porque tengo los mails, que es muy fácil porque se ve la dirección desde donde se mandan y quién lo recibe. Es muy fácil de comprobar quién jode a quién. Tengo una familia y trabajo como un perro".

Entones, contó cuál fue la gota que rebalsó el vaso: "Me terminé de rayar cuando Gamarra, otra vez, me llama a la madrugada volviéndome loco. Le mandé a él algunos mails, mensajes y algún audio. Tres horas después, me levanto a la mañana y recibo unas amenazas tremendas. Estoy harto de las amenazas. No es que me van a matar, no estoy diciendo eso. Pero es una locura, no se puede vivir así".

Luego de autodenominarse "pelotudo" por iniciar un vínculo con la actriz a pesar de su fama de mediática, el director teatral explicó el origen del breve romance: "Estaba separado de Laura hacía dos mese y me pareció que Nazarena era un encanto de ser". La pregunta final de Jorge Rial, respecto de qué sucedió para que cambie de opinión sobre ella, terminó de hacer explotar la sinceridad brutal de Marcelo Cosentino: "En el momento en que yo estaba en la playa con los hijos, y ella estaba con otro tipo... me di cuenta que dejó de ser un encanto. Así, claramente".

TE PUEDE INTERESAR