Mano a mano con Marcelo Tinelli, a horas de la vuelta de ShowMatch: cómo manejará el tema Bal-Vélez, su relación con Macri y... ¿se casaría con Guillermina? - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Mano a mano con Marcelo Tinelli, a horas de la vuelta de ShowMatch: cómo manejará el tema Bal-Vélez, su relación con Macri y... ¿se casaría con Guillermina?

A un día del regreso del máximo show de la TV a la pantalla de El Trece, su conductor habló de todo con Ciudad.com.

El lunes a las 22.30 se acabará la espera y Tinelli volverá al lugar donde manda desde hace más de dos décadas: el prime time. (Foto: Jorge Luengo / Ideas del Sur)

El dólar cotizaba a 3,09 pesos. Néstor Kirchner llamaba a no comprar carne hasta que baje el precio. No estaba prohibido fumar en oficinas, bares, restaurantes y shoppings. Pergolini hacía televisión. El conductor de ShowMatch no tenía tatuajes. Ciudad.com era un portal de noticias, juegos, chat, mail y fotoblog. Martín Palermo seguía marcando goles que valían títulos para Boca, pero había que esperar al domingo a la noche para verlos sin pagar. Y San Lorenzo aún no había levantado su primera Copa Libertadores.

Muchas cosas cambiaron en la Argentina desde que el 17 de abril de 2006, hace ya 10 años, Marcelo Tinelli le abría las puertas de su programa a Bailando por un sueño, un formato que llegó a la TV argentina casi en simultáneo con el arribo del minuto a minuto. Pero acá está el hombre de Bolívar, con 56 abriles, más vigente que nunca, a punto de revolucionar una vez más la pantalla chica con su vuelta. Resistiendo estoico a una TV voraginosa, que no da revancha, que gotea televidentes año a año.

Acá está el hijo de don Dino Hugo Tinelli y doña María Esther Domeño, entre proyectos de Superliga de fútbol y juguetes de Lolo, feliz de las 26 parejas que reunió para una nueva temporada del certamen de baile, entre las que se destacan Osvaldo Laport, Ernestina Pais, Alejandro Lerner, Favio Posca, Oscar Ruggeri; y figuras internacionales como Marta Sánchez, Fernando Carrillo, Diego Maradona Junior, Julio Iglesias Junior y el múltiple campeón mundial de boxeo Evander Holyfield.

Tinelli dijo cuál va a ser el límite a la hora de tocar el tema de la denuncia por violencia de género de Barbie Vélez a Fede Bal: "Voy a ir viendo cómo se va moviendo la Justicia con todo esto, pero trataría de no llevar por ese lado el programa. Barbie es una chica divina que tiene un montón de cosas para explotar de su faceta artística. Y Fede, también: con Laurita (Fernández) hacen una pareja de baile bárbara, que le puede dar al show otro perfil, como fue el año pasado".

Acá está el papá de Mica (27), Cande (25), Francisco (18), Juanita (13) y Lorenzo (2), entusiasmado y desafiante con la vuelta de Gran Cuñado, la parodia del reality Gran Hermano con picantes imitaciones de distintos políticos y figuras públicas: desde Mauricio Macri hasta Cristina Fernández, desde Máximo Kirchner hasta Juliana Awada, desde Hugo Moyano hasta Guillermo Moreno.

Acá está el Cabezón. Con sus dos brazos y la espalda tatuadas, listo para hacer estallar el estudio Romina Yan del edificio Juan Alberto Badía de Ideas del Sur. Dispuesto a entretener un año más a millones de personas con su ShowMatch, un programa que no pasa de moda. Y antes de su primer “¡Buenas noches, América!” de 2016, habló mano a mano con Ciudad.com.

-¿Qué figura te sorprendió que aceptara para estar en Bailando 2016?

-Me gustó mucho que aceptara Diego Maradona Junior. También, (Evander) Holyfield. Fue fuerte cuando se confirmó que viene. Tenemos un muy buen elenco.

-¿Y con quién te quedaste con las ganas de convencer para este Bailando?

-Me parece que este año trajimos a todas las figuras que queríamos. Vamos a estar bien con el elenco que formamos, es muy bueno.

-Se habló mucho de la confirmación de Barbie Vélez para el Bailando, ya que va a compartir programa con Fede Bal, a quien acusó de violencia de género. ¿Es verdad que participaste personalmente de las negociaciones con ella para convencerla?

-No, me junté con ella como me he juntado con un montón de participantes del programa y con algunos de los integrantes del jurado. Solamente me parecía que estaba bueno hablar con ella en un momento suyo difícil, porque pensá que nosotros la teníamos apalabrada desde febrero: Barbie trabajó en una de las obras de Fede (Hoppe) y el (Chato) Prada, de hecho le estuvimos buscando un actor para que bailara con ella. Entonces me parecía que estaba bueno hablar para que se quedara tranquila de que nuestra idea seguía en la misma línea de lo que veníamos hablando, más allá de todo lo que pasó ahora. Fue lindo hablar con Barbie porque la quiero mucho, me parece una divina.

"Cuando armo el programa, no me pongo a pensar quién se va a enojar. Todo el mundo sabe que a Diego Maradona lo quiero y lo respeto mucho, y que lo que estamos haciendo no es 'contra' nadie. Me parece que la de Diego Junior es una linda historia. A mí me conmueve cómo habla, tan respetuoso y cariñoso hacia su padre. Por eso me gusta tenerlo en el Bailando. Ojalá se pudiera dar un encuentro con su padre y pudiéramos ser nosotros un nexo. No es una persona que viene a pelear o a discutir algo. Me parece que está en la búsqueda de amor".

-¿Cuál va a ser tu límite a la hora de tocar el tema de la denuncia por violencia de género?

-Voy a ir viendo cómo se va moviendo la Justicia con todo esto, pero trataría de no llevar por ese lado el programa. Me parece que Barbie Vélez es una chica divina y que tiene un montón de cosas para explotar de su faceta artística, es muy histriónica también. Y Fede, también: con Laurita (Fernández) hacen una pareja de baile bárbara, con Matías Napp como coach. Creo que le pueden dar al show otro perfil, como se lo dieron el año pasado, tanto que terminaron ganando.

-¿El jurado va a tener total libertad para preguntarles sobre ese tema? Porque uno se imagina a un Ángel de Brito, un Polino o una Moria Casán yendo a fondo.

-Sí, van a tener total libertad como la tuvieron siempre. Después, los límites los vamos a ir viendo ahí en el momento. Límites que seguramente vamos a ir poniendo de acuerdo a lo que vaya sucediendo. Hoy no tengo nada previsto de decir “bueno, vamos a hacer esto” o “hasta acá llegamos”. Vamos a ir viendo cómo se da todo ahí.

-¿Cómo vas a hacer para manejar el tema de la relación de Fede Hoppe con Laurita Fernández, en medio de fuertes rumores de separación?

-Fede es mi amigo. Es una persona que trabaja conmigo hace más de 20 años y lo respeto mucho y lo quiero mucho. Si hay algo que se va dando y a él lo incomoda, no hay ningún problema. Pero va a depender de su incomodidad, en el aire lo vamos a ir viendo. Si es algo que lo puede molestar, no quiero molestarlo en lo más mínimo.

-El año pasado Maradona enfureció cuando supo que iba a bailar Verónica Ojeda y les mandó carta documento para que no lo nombren. Este año subís la apuesta llevando a la pista a Diego Maradona Junior. ¿Creés qué va a volver a enojarse?

-Habitualmente, cuando armo el programa, no me pongo a pensar quién se va a enojar o quién va a estar bien. Todo el mundo sabe que a Diego lo quiero mucho y lo respeto mucho, y que lo que estamos haciendo no es “contra” nadie. En su momento me acuerdo que Diego también se había molestado cuando estuvo Ricardo Fort en el programa. Pero no es nada contra él. Me parece que es una linda historia la del hijo y está ganas de conocer a su padre.

-¿Soñás con lograr un encuentro entre Diego y Junior, el único hijo con el que no tiene relación? ¿O es una utopía?

-Ojalá se pudiera dar y pudiéramos ser nosotros un nexo en una historia de amor. A mí me conmueve cómo habla Diego Junior, tan respetuoso y cariñoso hacia su padre. Por eso me gusta tenerlo en el Bailando. No es una persona que viene a pelear o a discutir algo. Me parece que está en la búsqueda de amor.

Cómo es su relación actual con Macri, sobre la que se especuló mucho a partir de algunos picantes tweets de humor político de Marcelo: "Yo no me puedo hacer cargo de los comentarios que haga cualquiera. Entiendo que por ahí a alguno le pueda molestar alguna cosa. Yo tengo una buena relación con él. De parte mía hacia él es muy buena. De hecho estuve en la Quinta de Olivos el otro día. El humor político lo vamos a seguir haciendo, así que espero que no se moleste ni él ni ningún otro funcionario. Y si alguien se molesta, va a tener un problema, porque después va a tener que dejarse de molestar. Nosotros lo vamos a seguir haciendo, siempre dentro del marco del humor".

-El año pasado me dijiste que si eras elegido presidente de la AFA, seguramente ibas a modificar la frecuencia de ShowMatch. Sin embargo este año vas a seguir con los 4 programas semanales, y la posibilidad de presidir la AFA sigue latente. ¿Cómo harías para combinar ambas tareas en caso de ganar la elección?

-Yo ya tenía el contrato firmado para este año y lo de la AFA se fue dilatando después de lo que pasó en la elección del 3 de diciembre. Por eso en este momento priorizo mi trabajo en la televisión. Si después se da lo la AFA, veremos cómo seguimos.

-¿Hasta cuándo tenés contrato para hacer ShowMatch?

-Yo tengo contrato con Ideas del Sur hasta el 31 de diciembre de este año, e Ideas del Sur tiene contrato con El Trece hasta 2017 inclusive.

-Cuando termine tu contrato, ¿te imaginás haciendo el programa por más años?

-Yo estoy muy contento de trabajar en El Trece y tenemos una excelente relación con la gente del canal, así que veremos. Hoy me imagino haciendo ShowMatch este año. Hace 26 años que vengo diciendo lo mismo. Estoy terminando un contrato de cuatro años, así que en octubre veremos cómo seguimos el año próximo. Por ahora mi meta es llegar bien a diciembre con el programa.

-Mucho se especuló sobre tu relación con el presidente de la Nación, en base a algunos picantes tweets de humor político que fuiste tirando. ¿Te considerás amigo de Macri?

-Yo no me puedo hacer cargo de los comentarios que haga cualquiera. Entiendo que por ahí a alguno le pueda molestar alguna cosa y otra no. Yo tengo una buena relación con él. De parte mía hacia él es muy buena. De hecho estuve en la Quinta de Olivos el otro día. El humor político lo vamos a seguir haciendo, así que espero que no se moleste ni él ni ningún otro funcionario, ni de la oposición ni de ningún espacio. Es nuestro humor, ya sea desde nuestro programa o desde las redes sociales. Ojalá que nadie se moleste. Y si alguien se molesta, va a tener un problema, porque después se va a tener que dejarse de molestar. Nosotros lo vamos a seguir haciendo, siempre dentro del marco del humor.

Catorce pisos separan la casa de Marcelo de la de su mujer, Guillermina. Pero el conductor no descarta para el futuro vivir con su mujer bajo el mismo techo: "Siempre está la posibilidad de irnos a vivir juntos. Hoy estamos muy bien así. Los chicos están viviendo bien, tranquilos, cada uno con sus padres, y Lorenzo alterna entre la casa de Guille y la mía".

¿Es verdad que Mauricio se enojó cuando vio que Scioli cerró su campaña en ShowMatch, porque sintió que le estabas dando un apoyo importante?

-Nunca tuve conocimiento de eso. Por ahí si algunos me decían que le podía haber molestado, pero la verdad es que yo tengo una muy buena relación con él y charlamos muy bien.

-También se dijo que vos te habías enojado con Macri cuando de entrada no te dio un apoyo formal como candidato a presidente de la AFA. ¿Te molestó eso? 

-No, para nada. Nunca sentí eso, ni tampoco sentí que me tenía que dar apoyo, eso fue especulación periodística. El mayor apoyo lo tenía de los dirigentes que me acompañaron para lograr una votación para mí histórica, con la mitad de los votos: 38. Algo muy importante, cuando todo el mundo sabe que derrotar al oficialismo en la AFA siempre fue muy difícil.

-¿Cómo estás con el tema tatuajes? ¿Tenés pensado hacerte algún otro?

-No, estoy bien con los dos brazos y la espalda. No me voy a hacer más... por ahora.

-Cande dijo que su límite con los tatuajes era la cara, pero ahora cambió y se hizo también uno en su rostro. En su momento dijiste que no estabas muy de acuerdo con que ella, siendo tan joven, se haga tantos tatuajes. ¿Ya te rendiste? ¿Qué consejo le darías sobre los tatuajes?

-Que haga lo que ella quiera y la haga feliz. Si la hace feliz, me parece bárbaro. Hoy es una chica adulta, divina, una hija hermosa. Estoy feliz de que esté cantando en el programa. Lo que ella haga con sus tatuajes está bien. Si le gusta, buenísimo, no tengo problemas.

-Lorenzo acaba de cumplir 2 años. Y me imagino que ya empieza a hablar un poco más fluido. Y a preguntar. ¿Cuál fue la pregunta que más te sorprendió?

-No, todavía no habla tanto como para preguntar, a los varones les cuesta más que a las nenas empezar a hablar fluido. Él juega mucho conmigo y con Guille. Sí por ahí empieza con las malas palabras y nos reímos mucho.

Hace unos días le preguntaron a Valdés cómo reaccionaría si Marcelo le propusiera matrimonio, y contestó: "No me lo va a decir. Ya se casó dos veces, yo me casé una...". Pero consultado al respecto, Tinelli no tiró la pelota afuera: "Ojo que puedo sorprender...". ¡Atenti, Guillermina!

-¿Qué es lo mejor y lo peor de vivir en el mismo edificio, pero a 14 pisos de diferencia de tu mujer? ¿Existe la posibilidad de irse a vivir juntos en el futuro o así están bien?

-Siempre está la posibilidad de vivir juntos. Hoy estamos muy bien así, pero uno en una pareja no descarta nada. Los chicos están viviendo bien, tranquilos, cada uno con sus padres, y Lorenzo que alterna entre la casa de Guille y la mía. Uno no descarta nada, pero hoy estamos muy bien, y ojalá estemos mejor el día de mañana.

-Hace unos días le preguntaron a Guillermina cómo reaccionaría si vos le propusieras matrimonio, y dijo que no cree que se lo digas porque ya te casaste dos veces y ella una. ¿Está en lo cierto tu mujer?

-Ojo que puedo sorprender…

TE PUEDE INTERESAR