Mano a mano con Lali Espósito: "Las mujeres demostramos que cada vez somos más fuertes, pero todavía hay algo de violencia entre nosotras que debería erradicarse"

Una de las artistas argentinas con mayor crecimiento de los últimos años visitó la Redacción de Ciudad y se brindó para una charla a fondo. ¡Mirá los videos!

Mica Levitt

Pantalón amarillo, crop top negro, tacazos, ondas en el pelo y su característico maquillaje. Lali Espósito (25) entra a la Redacción de Ciudad, dentro del Centro de Contenidos Multiplataforma de Artear, y nadie puede dejar de mirarla.

Sonriente, simpática y predispuesta a la charla, la actriz y cantante hablará durante media hora. Y arrancará con un piropo para el sitio: "Son los que mejor titulan mis amigos de Ciudad, los que dan más en la tecla. Son lo más conmigo siempre". Luego llegarán diversos temas. Sobre todos contestará una de las artistas argentinas con mayor crecimiento de los últimos años.

"Siento que podríamos ir cerrando ese River-Boca con Tini, ¿no? ¡Ya tenemos como 50 años cada una! Nunca me sentí representada por esa rivalidad. Me encanta ella, es una estrella mundial, es hermosa, la rompe".

-Estás en plena promoción de Una Na, tu nuevo tema, ¿qué significa el título y cómo pegó en la gente?

-No es que tenga problemas de habla, ja, ja. Cuando escuchan la canción se dan cuenta enseguida: el hook, como llamamos en la música a ese "anzuelo", ese pedacito pegadizo, en este caso juega con "una na y otra vez", que me pareció más canchero que si el título fuera "Una y otra vez" que hay muchas canciones así. Me pareció corto, lindo, distinto. Todos los títulos de mis canciones tienen títulos así y en este caso me pareció agradable y dulce, al igual que la canción. El clip va a salir en unas semanas, ya me lo están exigiendo, y la canción me está dando muchas satisfacciones, por ejemplo con gente que me dice que nunca había escuchado mi música y que la empezó a escuchar por Una Na y eso es muy lindo, hay un público nuevo.

-¿Está dedicada a Santiago Mocorrea (34), tu novio?

-En realidad no está dedicada a Santi, es una canción que habla del amor, siempre en términos autorreferenciales. No es una historia solamente mía, sino que hace referencia a cómo me siento hoy yo, que es como dice la canción, que es muy lindo lo que siento. De hecho, si ves la foto de la canción, es un campo, cielo abierto, esa sensación de alegría, de sol, de aire, es lo que quería transmitir con la letra. La empecé a trabajar y obviamente hay cosas de mi estado emocional que tienen que ver con mi novio.

-¿Qué dijo Santi cuando la escuchó?

-Le copó. Aparte, obviamente, al ser mi novio fue testigo de todo el proceso creativo de la canción, desde que me traje la letra pelada de Miami cuando fui a promocionar Soy y que surgió trabajando en el estudio con el compositor cubano Andy Clay y con Peter, uno de mis productores. Y después hasta cuando la trabajamos en el estudio, le dimos este sonido que tiene. Santi vivió todo ese proceso y sabe que al final me tiene contenta.

-Él sabe mucho de música también, ya que es Ingeniero de Sonido y productor musical...

-Sí, sabe mucho, así que le muestro todo porque sé que opina desde lo técnico y no puede opinar cualquiera de eso.

"La maternidad es un gran deseo que tengo en la vida, pero no me siento apta en lo más mínimo, aunque también creo que no estás apta hasta que te sucede. Me parece que no es el momento, tengo que hacer muchas otras cosas egoístas hasta que llegue el momento de entregarle todo el amor al ser que más amás que es tu hijo. Creo que todavía soy egoísta para ser madre".

-¿Te ha tirado alguna del estilo "fijate tal cosita que quedaría mejor de tal manera"?

-Sí, siempre. Me dice "che, esto..." y me ha hecho darme cuenta de cosas. El que sabe, sabe. Honestidad ante todo, si hay algo para decir, sea bueno o malo, siempre me lo dice y yo igual con él.

-Volviendo al tema de la inspiración, en Boomerang, de tu disco Soy, hay una parte que dice "todo de ti me hizo perder la inocencia", ¿esa parte es autorreferencial?

-Toda la canción lo es, ja, ja. El disco Soy hace referencia a mí por completo, pero cuando empezás a escuchar las letras son como letras que más allá de lo personal, le sirven a otro. En el caso de Boomerang, yo me sentía asediada por las redes sociales, por gente con mala onda, por muchas mentiras y mi manera más sana, por cómo soy, era ponerlo en una canción. Y sé que al hacer ese tema, hay un montón de gente con sus historias que siente que la puede hacer propia, más allá de que sea tan "para mí". El concepto es: si yo me siento así, debe haber mucha otra gente que se siente igual. Las redes sociales son duras, cualquiera te puede decir cualquier cosa, sé que te podés pelear con alguien que es mala vibra total y mil historias que se pueden relacionar con esta canción. En lo personal fue un momento de mucha atención de los medios y de personas que me cruzaba en la vida que eran cero constructivas, más bien destructivas.

-¿Vos eras un poco inocente en ese sentido?

-No, yo no soy ninguna inocente, pero cuando en ese caso me refiero a "inocencia" es por esa cosa pura de que yo no tengo maldad para con el otro. Tengo mis cosas, obvio. Me entrego a la vida, a un trabajo nuevo, a todo. Y Boomerang se refiere a esas situaciones de la vida cotidiana.

-Se viene el Luna Park, ya compartiste escenario con Katy Perry, Joan Manuel Serrat, Ricky Martin, sólo por nombrarte a algunos. ¿Con quién te gustaría ahora y qué sorpresas va a haber para los shows del 3 y 10 de noviembre?

-Va a haber invitados, por supuesto. No me hagas decirte quiénes, pero son de la escena local y va a ser un lujo, gente con la que todavía no canté.

-Hablando de tu trabajo, en algún momento se armó como un River-Boca con Tini Stoessel, ¿cómo lo vivís?

-Siento que podríamos ir cerrándolo, ¿no? ¡Ya tenemos como 50 años cada una!

-¿Sos competitiva?

-¡Ni loca! Con ella, ni loca. Cero. En lo más mínimo. Nunca me sentí representada por esa rivalidad. Y ella seguramente tampoco. Primero, que entre nosotras no hay ningún problema; y segundo, fue más una cosa de redes sociales, de fans, de algo que había pasado en un momento. Pero la verdad es que no existó nunca y no me puedo comparar, me encanta, ella es una estrella mundial, es hermosa, la rompe. No me interesa para nada esa situación de rivalidad.

-¿Y con otras actrices que ahora también están incursionando en la canción, como Jimena Barón?

-Claro, ella está cantando La tonta. Lo que siento es que aquella valentía que tuve en su momento de sacar un disco independiente como fue A bailar de esa manera, en un momento en donde el pop no estaba tan desarrollado (más allá de que hay muchísimas artistas pop en nuestro país), haberme animado junto a todo mi equipo... Dar ese paso, probar ese pop que hacer referencia un poco a la música de afuera en cuanto a la producción y al sonido, le dio fuerza a un montón de actrices y cantantes que quieren hacer su música. Quizás hoy ellas sienten que hay un camino allanado. Reconozco esa valentía, porque me recuerdo con esa ansiedad de lo que estaba por hacer y me encanta que hoy un montón de artistas puedan sentirse plenos y hacerlo. Está buenísimo. Bienvenido y seamos muchos haciendo pop.

 

Durante la semana, Lali fue noticia por sus declaraciones en una entrevista para la revista Gente, en la que habló del tormentoso final de su romance con Mariano Martínez (38), y también agregó: "Antes de comenzar el noviazgo con Santi, salí con alguien muy famoso, importante. Y me salió muy bien. Te darás cuenta de que fue algo muy corto, porque inevitablemente se hubiera sabido. Pero no te ilusiones: la data muere conmigo". En la charla con Ciudad, el tema de sus parejas no quedó a un lado e incluso Lali se animó a hablar de qué piensa sobre su deseo de ser mamá.

-Ahora estás de novia con Santi, pero durante tu época de soltería, ¿había mucho mensaje directo de Instagram de famosos, por ejemplo?

-Nah, nah. Hice un chiste diciendo que había salido con un famoso. No, no pasa nada. Cuando uno está soltero, naturalmente tenés esta situación en la que la gente te invita más a salir, aunque es relativo porque no todos se animan, pero bueno, tuve una soltería copada.

-¿Entonces el romance enigmático?

-Nada, no hay ninguno. Recién en el camarín dije "no voy a contestar más nada", ni en chiste ni nada, porque después son titulares y yo pienso "pará, no dije eso". Fue una gran charla con Sebas Soldano, periodista de la revista Gente, que trajo mucha cola, pero todo a veces se toma para otros lugares. No fue tan literal. Yo jodo mucho y después se toma en serio. Por escrito tampoco es lo mismo que hablado.

-Bueno... después de la soltería llegó Santi, ¿cómo fue esa primera cita?

-Pobre chico, le dije que sea en una casa, porque que le saquen una foto ese día...

-¿Cómo fue esa primera cita, él cocinó, vos cocinaste, pidieron delivery?

-Eso queda para nosotros, pero bien.

-¿Hubo beso?

-No, eso queda para nosotros. La hemos pasado muy bien, de hecho estamos juntos desde ese momento, medio que fue así que desde ahí no nos separamos más.

"La hemos pasado muy bien con Santi en nuestra primera cita, de hecho estamos juntos desde ese momento, medio que fue así que desde ahí no nos separamos más".

-Siguiendo con el tema parejas, vos habitualmente manifestás que te molesta mucho el tema celos, ¿a qué te referís puntualmente?

-Nunca llegaría al extremo de revisar celulares ni por las tapas por ejemplo. No me gusta que me celen, ni celar y cuando yo lo hago me siento incómoda conmigo misma, evito esa situación lo más que puedo. Hay celos que son como naturales, pero cuando se transforma en un mecanismo no está bueno.

-Me imagino que Santi ahora también con la exposición ha ganado fans...

-Es un caño, tiene como muchas "minitas" ahí. El hombre de pueblo buenmozo... Pero es una cuestión de confianza.

-¿Con la familia de él cómo se dio el vínculo?

-Bien, hacemos todo, voy y vengo. Él también, no está instalado ni allá (en General Villegas, su pueblo natal) ni acá. Convivencia todavía no. Él va a estar muy contento que estoy contando todo esto, mi amor, ¡pobrecito!

-Tema maternidad, ¿cómo te ves? Tenés a Santi, tu sobrino (tiene 4 años y es hijo de Ana Laura, su hermana), con el que podés ir practicando.

-Es medio como un hijo mi sobrino, pero con la responsabilidad de malcriarlo. Mejor dicho, ¡con la suerte de malcriarlo y que la madre después te odie! Es un gran deseo que tengo en la vida, hoy no me siento apta en lo más mínimo, pero también creo que no estás apta hasta que te sucede. Me parece que no es el momento, tengo que hacer muchas otras cosas egoístas hasta que llegue el momento de entregarle todo el amor al ser que más amás, que es tu hijo. Creo que todavía soy egoísta para ser madre, pienso en mi trabajo antes que en cualquier cosa y cuando sea madre quiero pensar en esa situación y después en mi desarrollo como artista o lo que sea.

-¿Cómo analizás tu look con el paso de los años?

-Se llama ser fiel a mí misma, los gustos son gustos y hay cosas de la moda que está bueno incorporar, pero otras que no me representan. En mi caso no me gusta usar cosas sólo porque estén de moda. Aparte a mí me aborda todo lo musical, que es donde más juego tengo, y ahí salen los trajes y todo lo más teatral, es como la creación de un personaje. Además, el estilo musical me permite volar y crear. En la vida soy más fiel a lo que a mí me gusta, sea moda o no.

-Pero tenés tus infaltables, como los tacos...

-Desde ya que el tema de la altura es primordial, ¡antes muerta que baja! Hay cosas que ya están en uno, el accesorio como los anillos, los zapatos.

-Lali es una gran influencer para niñas y adolescentes, ¿a quién mirás vos?

-No tengo alguien tan directo, aunque hay un montón de artistas que me gustan, más en lo artístico que en lo estético. Uno va pululando hasta encontrar su estilo, no sucede de una. En lo personal, a nivel contemporánea es Beyoncé, que es un ícono. Tiene esto del "power girl" y es la número uno del movimiento de la mujer y de la mujer como empresaria, eso es algo que admiro, más allá de que me parece la uno en cuanto a lo artístico.

-¿Qué quedó de la Lali de Parque Patricios?

-El otro día justo hablaba de eso. Muchas veces uno comete el error de por no perder quién sos, decir "soy aquel niño de barrio"... y no sos aquél en realidad. Y la conclusión de esa charla era que por suerte uno no es más eso, porque la idea es evolucionar y crecer. Hay algo de no olvidar que es fundamental. En mi caso, ante cualquier situación en la que no estoy cómoda, pienso en cómo era mi casa cuando era chica o lo que costaba tener cosas. Hay un montón de cuestiones que uno no olvida, que te hacen forjar lo que sos hoy. Creo que no sos más esa persona, te miento si te dijera eso. Convervo mucho y siempre voy a conservar algo que cuido, pero estoy un poco más vieja y, espero, evolucionada.

-En estos tiempos de violencia y agresión en redes sociales, ¿cómo analizás vos este tipo de conductas y cuál es tu experiencia con el tema?

-A mí me pasa. De hecho ahora me pasó que en Gente dije que no me gustaba ponerle nombres a las cosas, porque me preguntaron si soy "feminista" y dije que no porque no me gustan los extremos. Pero, ¿cómo se va a pensar que yo no lo soy? Soy mujer, trabajo sola, soy independiente, me mato, apoyo siempre todos los movimientos que hay, he ido, he difundido. Hay tanta crítica y mala onda, que en vez de escuchar lo que quise decir, me matan. Porque es más fácil que tomarse el tiempo para ver qué quise decir, hay mucha violencia con eso, con qué tenemos puesto, con si somos más lindas, más gordas, más flacas. Y lo que pasa es que estamos hablando de mujer a mujer y para mí ahí está lo grave. Es mucho más grave que una mujer me diga algo malo sobre ser mujer, que un flaco que no tiene idea lo que es ser mujer y me bardee. Entonces, si queremos un cambio tenemos que empezar nosotras, a no juzgar a la otra y no violentarnos entre nosotras. Porque si hacemos eso, no podemos pedir que los demás no lo hagan. Hemos demostrado que cada vez somos más fuertes, pero todavía hay algo de violencia entre nosotras que debería erradicarse.

-Para cerrar: ¿qué mensaje le dejarías a tus fans?

-Estamos con días muy fuertes de promoción del Luna Park y el nuevo tema y me vengo levantando muy temprano para ir a diversas notas y, al menos yo, no me levantaría a las 7 de la mañana para ir a ver a nadie, ni siquiera a mí, a la puerta de ningún lugar. Y mis fans, sí. Tienen un amor y me lo demuestran todo el tiempo en persona, en las redes. Lo que hacen los fans es pura demostración de amor y creo que lo que le queda al artista es devolverlo en los shows. En mi caso, yo sé lo que les cuesta pagar una entrada y entrego toda la energía que tengo, porque esa persona se tiene que llevar el mejor show que vio en su vida o en años.

 

¡Mirá los mejores momentos de la entrevista con Lali!