Lizy Tagliani explicó por qué no continúa en El Debate de Gran Hermano 2016: "Me divierte el programa; lo que no me gusta es hablar de los demás, ni bien ni mal" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Lizy Tagliani explicó por qué no continúa en El Debate de Gran Hermano 2016: "Me divierte el programa; lo que no me gusta es hablar de los demás, ni bien ni mal"

La actriz cómica habló con Ciudad.com sobre los motivos que la llevaron a dar un paso al costado del nuevo ciclo de América

El motivo por el que Lizy Tagliani no continúa siendo panelista de El Debate de Gran Hermano 2016 (Fotos: Web y Captura)

Desde que Lizy Tagliani se sumó a El Debate de Gran Hermano 2016, su participación se convirtió en uno de los momentos más importantes del programa. En especial, porque por primera vez en todas las ediciones del reality en Argentina, una panelista es una expareja de uno de los participantes (Lucas Tisera). Sin embargo, la actriz cómica no continuará con su labor en el ciclo de América.

Consultada por Ciudad.com, Lizy dio más detalles sobre su decisión: “No se debe a nada en particular, solamente que yo había arreglado para la gala de presentación y después estar en el debate del jueves y del viernes, nada más que por esos dos días. Es más, no había contrato, era sólo de palabra”, aclaró.

"Me divierte el programa, lo que no me gusta es hablar de los demás, ni bien ni mal. De hecho, si tuviera que hacer un trabajo de panelista, el que más me gustaría hacer es el de Gran Hermano, porque dentro de todo es un juego. Si te mandás una macana, puedo decir barbaridades de vos; y al otro día, si hacés algo lindo, puedo elogiarte. Me parece que depende el comportamiento que estés haciendo para el juego, lo que uno pueda hablar en el debate”.

Ellos me ofrecieron el debate pero yo no quiero, no me parecía, no sé… no me gusta pero no por nada en especial. Me parece bárbaro que esté Lucas y hasta fui por eso y para devolverle a Jorge RialPamela David y al canal América, todo lo que hicieron por mí. Me parecía que si querían  que esté, tenía que estar. Y punto. Desde el primer día se supo que mi participación era sólo por esos dos días de debate y el día de la gala, nada más”, agregó.

Por otro lado, dejó en claro que la propuesta le había resultado entretenida: “Me divierte el programa, lo que no me gusta es hablar de los demás, ni bien ni mal. De hecho, si tuviera que hacer un trabajo de panelista, el que más me gustaría hacer es el de Gran Hermano, porque dentro de todo es un juego. Si te mandás una macana, puedo decir barbaridades de vos; y al otro día, si hacés algo lindo, puedo elogiarte. Me parece que depende el comportamiento que estés haciendo para el juego, lo que uno pueda hablar en el debate”, dijo.

“Por ejemplo, no me gusta hablar mucho de los famosos porque me parece que es meterse en la vida del otro… en realidad no me gusta hablar del otro. No es porque no me guste el formato, ni divertirme, es sólo eso".

“Por ejemplo, no me gusta hablar mucho de los famosos porque me parece que es meterse en la vida del otro… en realidad no me gusta hablar del otro. No es porque no me guste el formato, ni divertirme, es sólo por eso”, continuó.

Por último, remarcó que el ingreso de su exnovio al reality no influyó en su determinarción: “No me molesta para nada opinar de él, ni contar si estuve o no con él porque es un juego y entiendo perfectamente. No me afectó en nada lo que le pase a Lucas adentro de la casa. Esto hubiese pasado esté o no esté en el reality”, cerró.

TE PUEDE INTERESAR