Julieta Prandi, fotos súper sexies y confesiones: "En la pareja es fundamental el compañerismo, el diálogo y no perder la magia" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Julieta Prandi, fotos súper sexies y confesiones: "En la pareja es fundamental el compañerismo, el diálogo y no perder la magia"

La modelo desplegó su belleza en una producción para Ciudad.com. Y habló de sus cuidados estéticos, la maternidad y el amor. 

Julieta Prandi, fotos súper sexies y confesiones intimas (Fotos: GM Press)

El año recién comienza, pero el trajín laboral no le dio tregua. Siendo una de las rubias más lindas de la Argentina, Julieta Prandi (35) se hizo una escapadita a Pinamar para veranear, trabajar y acompañar a su marido, Claudio Contardi (48), en el restaurante del que son dueños en la ciudad balnearia. Todo, sin perder de vista a sus dos prioridades, Mateo (6) y Rocco (1), los frutos de su amor con el empresario. 

En ese contexto playero, y dueña un cuerpo escultural a tan sólo un año y medio de dar a luz, Julieta posó súper sexy para Ciudad.com con el mar de fondo y una malla enteriza negra que realzó su impecable figura. Y habló con este sitio de sus secretos de belleza, la maternidad y la pareja. 

-Pasan los años, tuviste dos hijos, y estás impecable de figura, ¿cuál es tu secreto para estar así? 

-Como sano. No hago mucha dieta, pero sí balanceo los alimentos. Si un día me doy el gusto de comer un panqueque con dulce de leche, frutillas, crema, o lo que quiera, al otro día, seguramente, voy a comer un muslo a la plancha con ensalada. Soy de balancear los alimentos porque si todos los días le das al cuerpo porquerías o cosas muy calóricas, no te hace bien. Y también entreno. Para mí, la clave es entrenar y comer sano. Hago dos o tres veces por semana gimnasia y cuando tengo tiempo me hago un drenaje para la circulación. Siendo madre, mucho más no hago porque no tengo tiempo. 

"Soy de balancear los alimentos. Si todos los días le das al cuerpo porquerías o cosas muy calóricas, no te hace bien. Para mí, la clave es entrenar y comer sano".

-¿Y en cuanto a los cuidados faciales y de la piel? 

-La piel es algo genético. Igual, la cuido. Ayuda mucho estar siempre bien hidratada. Uso buenas cremas tanto para la piel y el pelo, que se sacrifica muchísimo con el trabajo. En cuanto a la cara, siempre la tengo bien limpia, bien humectada e hidratada. Sólo me maquillo para trabajar o salir. No estoy todo el día maquillada. Dejo respirar la piel y la cuido del sol. 

-¿Te preocupa el paso del tiempo? 

-No, creo que me voy amoldando a la edad que tengo. Tengo 35, y me gusta haber llegado a la edad que tengo bien, saludable; ver mi cara. Reconocer el paso del tiempo es la experiencia, es la vida. Tampoco sería normal ver a una mujer de 50 años con la apariencia de una nena de 15. 

-¿Te harías alguna cirugía estética? ¿Qué postura tenés al respecto? 

-No estoy a favor de modificarte toda tu cara, todo lo que sos vos. Pero si alguna cirugía, en algún momento, te resulta reparadora o modifica algo que necesitabas realmente, no estoy en contra. Lo que no me gusta es el exceso de cirugías. Yo soy muy natural y me gusta ver la cara de las personas naturales. Pero no tengo una postura muy tomada al respecto. 

-En relación a la profesión, siempre seguiste modelando, cerca del mundo de las modelos y del diseño. ¿Te gustaría volver a la conducción o la actuación? 

-Ahora acabo de lanzar mi línea Julieta by Peter Pan. Es una colección íntegramente hecha por mí. Soy la modelo y la creadora. Además, este verano no paré de hacer desfiles, campañas. Y con mi marido estamos por abrir la segunda sucursal de Tuny & Pepy en Nordelta. No paré de trabajar… Y con respecto a la conducción, me encetaría volver. Hay algunas propuestas para este año, pero estamos evaluándolas. Me encanta conducir. Pero aún no firmé nada, así que no puedo adelantarte más. 

"No me preocupa el paso del tiempo, creo que me voy amoldando a la edad que tengo. Reconocer el paso del tiempo es la experiencia, es la vida".

-Y, ¿te gustaría volver a participar en el Bailando? 

-Me parece precioso el show, pero yo no me siento lista para un programa tan mediático, donde se expone tanto la vida de uno y hay tantas peleas. Veo el Bailando y lo que más disfruto es el baile y las puestas en escena, que son divinas. Si fuera sólo un certamen de baile, te digo que sí participaría. 

-Pero 11 años atrás participaste.

-Yo estuve en el Bailando cuando era otro el programa, en el que ganó Carla Conte. En ese entonces ni existía el corte de pollera. 

-Hace años que estás en los medios y, a diferencia de otras famosas, lograste mantener resguardada tu intimidad, ¿fue algo buscado o se dio naturalmente? 

-Fue algo completamente buscado. Es una elección, es una rutina, es un trabajo hacerlo, porque hay que saber elegir los proyectos, hay que saber decir que no, cuando tenés que decir que no. Mantenerme alejada del escándalo o de las peleas fue una elección mía. Siempre quise que, si van a hablar de mí, sea por mi trabajo o por una noticia feliz de mi vida, como el nacimiento de mis hijos o mi casamiento. 

-Y en cuanto a la maternidad, ¿cómo es ser la mamá de dos varoncitos, Mateo (6) y Rocco (1)? 

-Tener hijos es el privilegio más grande que puede tener una mujer. En su momento, yo hubiese querido tener la parejita, pero hoy te digo que amo ser mamá de varones. Si vos querés ser una mamá presente, tener hijos es un trabajo enorme, porque tenés que estar, tenés que enseñarles todo el tiempo. No sólo cosas del colegio, sino valores, maneras de comportarse. Es todo el tiempo un aprendizaje mutuo, porque ellos también te enseñan. Y a mí me gusta estar, me gusta llevarlos al colegio, bañarlos, sacarlos a pasear, llevarlos al cine; más allá de que en algunos momentos la gente se acerca para pedirme una foto y Mateo colapsa. Pero me gusta tener una vida normal con ellos. 

"Tener hijos es el privilegio más grande que puede tener una mujer... Hoy mi presente son estos dos hijos hermosos, maravillosos, que me llenan toda mi vida y mí tiempo. No me imagino con uno más".

-Mateo, con sus 6 añitos, ya entiende que su mamá es famosa. ¿Cómo es eso de que colapsa cuando se acerca la gente a pedirte una foto? 

-Pasó por dos etapas. Al principio, cuando alguien se acercaba a pedirme una foto, lloraba. Ahora -mirá que estratega- optó por sumarse a la foto y arruinárselas. Él dice 'si no salgo yo, no. Mi mamá es mía'. Pero a mí no me gusta que se saque fotos con todo el mundo. 

-¿Evitás la sobreexposición de tus hijos? 

-Sí, no los muestro mucho. Pero tengo una vida normal y me muevo con ellos a todos lados. En donde me ven, estoy con mis hijos. Siempre que me voy de vacaciones o estoy en el restaurante, estoy con los chicos y se los ve. Pero los cuido. No estoy todo el tiempo haciendo bandera de mis hijos. Lo que conté antes es simplemente una anécdota graciosa de lo que hace Mateo cuando me piden una foto. Cuando sean grandes, voy a tener dos guardaespaldas (risas).

-¿Vos sos una mamá celosa? ¿Cuál creés que va a ser tu reacción cuando te presenten alguna novia? 

-No soy celosa. De hecho, Mateo tiene novia (risas). Hace un año que está de novio con una compañera de jardín. Yo oficio de Cupido y de mamá buena onda. Lo llevo al cine y a comer con su novia, te juro. Nos llevamos muy bien. Pero de acá a que sea grande, van a pasar un montón de chicas y nosotros siempre lo acompañaremos. Esperemos que siempre elija buenas personas. 

"Con Claudio somos muy compañeros. Creo que la base de la pareja está en el dialogo y en buscar los momentos para estar con el otro".

-Recién me decías que te hubiese encantado la parejita, ¿cerraste la fábrica o irías por un hijo más? 

-No, hoy por hoy, no me imagino teniendo un tercero. Pero si viene, viene. La verdad es que los hijos te llevan mucho tiempo y yo le pongo mucho a la maternidad. Con dos tengo la vida completa. Recontra completa. 

-¿Y Claudio qué dice? 

-Mi marido, tampoco. Uno no se imagina lo que cambian las cosas al pasar de tener un hijo a dos. Pero bueno, hoy mi presente son estos dos hijos hermosos, maravillosos, que me llenan toda mi vida y mí tiempo. No me imagino con un tercero. 

-Con tu marido, ¿cómo hacen para mantener sólida y estable la pareja? 

-Nosotros somos muy compañeros, entendemos el trabajo del otro y nos acompañamos. Creo que la base está en el dialogo y en buscar los momentos para estar con el otro. Hay que dedicarle tiempo a la pareja: ir al cine, ir a comer, sentarnos en el jardín a charlar o tomar un café juntos. Esos momentos son los que mantienen la unión y hacen que la pareja siga; cuidándonos mutuamente. Tener las cosas claras, el diálogo, el compañerismo y no perder la magia, la chispa, en la pareja es lo fundamental.  

¡Mirá las fotos exclusivas de Julieta Prandi!

 

Fotos: GM Press.

 
 

TE PUEDE INTERESAR