José Ottavis rompió el silencio y habló de sus adicciones, la separación de Vicky Xipolitakis y... ¡por qué salió a la calle en pollera! - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

José Ottavis rompió el silencio y habló de sus adicciones, la separación de Vicky Xipolitakis y... ¡por qué salió a la calle en pollera!

El ex de la vedette habló con Infama, admitió su problema con las drogas, contó cómo está hoy y el motivo de su particular look invernal.

Las explosivas declaraciones de Vicky Xipolitakis (30) respecto de las adicciones de José Ottavis (36) debieron aguardar casi tres semanas para encontrar una respuesta del referente de La Cámpora, pero así y todo, el legislador provincial eligió contemporizar. A pesar de las especulaciones sobre que subiría la apuesta y revelaría secretos de su expareja que él mismo dejó trascender, Ottavis sólo profirió palabras de agradecimiento a su ex.

"Nunca voy a hablar mal de Vicky Xipolitakis. Como un enanito más que como un caballero, un enano caballero".

En una entrevista con Infama, el político evitó la polémica con la mediática: "Nunca voy a hablar mal de ella. ¿Como un caballero? Te diría más que como un enanito, un enano caballero. Tengo recuerdos muy buenos, no voy a decir nada". Por otra parte, Ottavis confirmó su alejamiento total de Xipolitakis y hasta se permitió bromear por la línea de ropa interior que lanzó la Griega: "No volvimos a hablar. Si hubiese calzoncillos de esos para dibujar, compraría unos, pero son bombachas nada más".

José también contó cómo fue que se le ocurrió jugar a la lotería, tras lo cual embolsó 670.000 pesos: "No es soñar, ese día estaba seguro de que tenía suerte, que iba a ganar. Como estoy seguro de un montón de cosas en la vida. La verdad que la vida me trató muy bien, yo zafé de todo, y miren que me mandé cagadas. Siempre tuve la posibilidad de ser feliz, estaba seguro de que si jugaba, ganaba y el 3 es una cosa que se da mucho en la vida. El 3 es un número muy importante en el peronismo. Jugué el 3, el 33 y el 333. Fue la primera vez en mi vida que jugué".

"Tengo puesta una pollera, ¡porque no me drogo más! Entonces, por lo menos déjenme que tenga una pollera". Ante la repregunta del cronista, agregó: ""La pollera no es mía, es de una chica que quiero mucho. Tengo pantalón abajo".

Sin aclarar en quién pensaba, Ottavis disparó cuando le preguntaron por su escarnio en los medios: "Hay gente que, por algún motivo, para ser feliz necesita hacer mal. Pero se puede ser feliz sin hacer el mal".

Por otra parte, el político se hizo cargo de la falda larga que lucía y sin vergüenza explicó: "Tengo puesta una pollera, ¡porque no me drogo más! Entonces, por lo menos déjenme que tenga una pollera". Ante la repregunta del cronista, agregó: "La pollera no es mía, es de una chica que quiero mucho. Tengo pantalón abajo".

"De grande me metí en algo que no me tendría que haber metido tampoco de chico. Por suerte fue poco tiempo. Me pasé de la raya no queriendo dormir, porque quería reírme o no quería dormir".

Fue así que José Ottavis encaró el ríspido pasado con que hiciera público Vicky Xipolitakis en el living de Susana Giménez: "De grande me metí en algo que no me tendría que haber metido tampoco de chico. Por suerte fue poco tiempo. Me pasé de la raya no queriendo dormir, porque quería reírme o no quería dormir. Pero la verdad que cuando uno no duerme, lo que se duerme es la mente, la forma de pensar y no la pasé bien. Pero hace bastante que pude volver a dormir y hoy no tengo ningún vicio. Y ellos son compañeros de corazones, no de narices", acotó al señalar a sus compañeros.

"Yo me saqué un prejuicio, el que se droga no es malo, no es ni mala ni buena persona. Te tapa un agujero, que tiene que llenar algo. Yo tengo un montón de agujeros (…) Después, se puede salir. Si yo salí de cada cosa…", concluyó.

TE PUEDE INTERESAR