Jorge Rial, sensibilizado por la operación de Morena: "Me desbordo, me deprimo y lloro pero me pongo la coraza para estar con ella" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Jorge Rial, sensibilizado por la operación de Morena: "Me desbordo, me deprimo y lloro pero me pongo la coraza para estar con ella"

El periodista habló a fondo en Ciudad Goti-K sobre la cirugía de bypass gástrico a la que se someterá su hija. 

Jorge Rial, sensible por la cirugía de bypass de Morena (Fotos: Web).

El martes por la tarde, Jorge Rial se tomó unos minutos de aire en Intrusos para contarle al público una decisión familiar muy importante: su hija Morena se someterá a una operación de bypass gástrico.

“Es una decisión fuerte, a la que le tengo mucho miedo”, dijo visiblemente emocionado mirando a cámara sobre la salud de la adolescente de 17 años, quien tomó la decisión de realizarse la cirugía.

Al día siguiente, Rial volvió a hablar a fondo sobre el tema en el pase de radio La Red, donde conduce Ciudad Goti-K, con Luis Novaresio: “Le quiero agradecer mucho a la gente, es infernal el apoyo, el cariño y el amor de la gente común que estamos recibiendo con Morena”.

"La obesidad es una enfermedad, mortal muchas veces. Te va cortando la vida. A lo que le sumás el bullying, la cargada y la estupidez del otro, que se olvida que es una enfermedad. Es terrible la maldad".

Jorge reveló que su hija ya tiene fecha de operación, que será “pronto” y contó más detalles de cómo vive este momento:

- "Es un cambio de vida absoluto y una valentía total. Entro con ella al consultorio, escucho y sé todo lo que tiene que hacer, que no es fácil para una chica de 17 años. En los últimos cuatro años, ella y Rocío tuvieron que tomar decisiones, recibieron golpes y no la pasaron bien. Pero están enteras, están fuertes y centradas".

- "Ellas me dan lecciones todos los días. Yo me desbordo, me cuesta, me deprimo, lloro... No es fácil. Pero la gente es increíble, todo el tiempo están llegando mensajes como si yo fuera de la familia".

- "La obesidad es una enfermedad, mortal muchas veces. Te va cortando la vida. A lo que le sumás el bullying, la cargada y la estupidez del otro, que se olvida que es una enfermedad. Es terrible la maldad. Pero se revirtió en toda esa ola maravillosa de apoyo".

- "El apoyo es el gran sustento que tengo ahora para llevar adelante todo esto. Realmente es duro, no estoy en el mejor momento anímico pero me pongo la coraza para estar con mi hija".

- "Lo que más me sorprendió fue la gente. Uno espera esto de los amigos y de la gente que te conoce, pero no la gente común e incluso personas del ambiente con la que no tengo relación y se te brindan".

"Morena me sentó una noche y me dijo ‘papá, hicimos todo lo que pudimos, me quiero operar’. Hablé con todo el mundo, yo quería evitarlo y fue una decisión de ella. La voy a acompañar en todo. Yo soy su papá, su mamá, su todo. Acá estoy, tratando de dividirme en 15 mil pedazos y sintiendo mucho orgullo de ella".

- "Me sorprende incluso la contención de los profesionales que atienden a mi hija porque me vienen a contener a mí también. Indudablemente necesito también contención porque esta operación la recibe Morena en su cuerpo pero la vivimos también Rocío y yo".

- "Estoy muy cagado… Aunque los médicos me abracen y me digan que va a estar todo bien, yo le digo ‘dejame el miedo, que me conecta a esto’ porque yo la cabeza la quiero tener puesta en ella. Y en el laburo, que me ayuda a salir. Es fuerte".

- "Valoro su valentía. Ella me sentó una noche y me dijo ‘papá, hicimos todo lo que pudimos, me quiero operar’. Hablé con todo el mundo, yo quería evitarlo y fue una decisión de ella. La voy a acompañar en todo. Yo soy su papá, su mamá, su todo. Acá estoy, tratando de dividirme en 15 mil pedazos y sintiendo mucho orgullo de ella".


 

TE PUEDE INTERESAR